La violación que sufrió una mujer internada en delicado estado por un accidente cerebrovascular generó controversia sobre la seguridad en el hospital San Vicente de Paul, de la ciudad de Orán.
El abuso sexual ocurrió el último domingo, durante la tarde, cuando un hombre de 20 años ingresó en el sector de Traumatología y Clínica Médica, donde abusó de la paciente de 76 años. La señora en ese momento estaba sola ya que su hija, que la cuidaba, había salido a comprar alimentos.
La seguridad de todo el edificio está a cargo de la empresa Centinela, contratada por el Ministerio de Salud de la Provincia.
"La persona que entró al hospital no ingresó por ninguna de las puertas, sino por un alambre que está al costado del edificio y que se conecta con el hospital infantil que se está construyendo", aseguró ayer la doctora Liliana Canini, gerente del hospital oranense.
La médica reconoció que se trata "de una situación grave, no solo que llama la atención" porque hace solo tres meses ocurrió un caso de necrofilia en la morgue del hospital. Sucedió el 3 de mayo de este año, cuando un enfermero encontró, a las 3 de la madrugada, a un muchacho de 23 años que estaba profanando sexualmente el cadáver de una mujer.
"Hasta ahora no habíamos tenido problemas; lo que pasa es que tenemos una zona débil que es donde está en construcción el hospital infantil, al lado de nuestro edificio", añadió la gerente.
El edificio original y el que se construye "están separados por una malla sima que está levantada", indicó.
Ayer, tras la denuncia de la hija de la víctima, peritos de la Policía realizaron la inspección del lugar por donde habría ingresado el abusador.

Interrogantes

Pero los dichos de la gerente no son compartidos por todos en el hospital.
En los pasillos ayer se escucharon voces que afirmaban que las puertas de seguridad instaladas en Clínica Médica y Traumatología "no funcionan y cuando sucedió todo tampoco había guardias en el lugar".
Quienes sostienen esta versión advierten un detalle: a pesar de los gritos de la paciente y de la hija de la víctima, el abusador fue detenido por otros pacientes y sus familiares, luego de un frenético raid por los pasillos del sector.
"Después de algunos minutos recién llegó un guardia y más tarde aún los policías", afirmaron las fuentes que pidieron la reserva de su identidad.

Medidas internas

En paralelo a la investigación policial y judicial, la doctora Canini dijo a El Tribuno que en el hospital de Orán, que es el centro asistencial médico de referencia en el norte provincial, se inició un sumario administrativo para averiguar lo sucedido el domingo en la tarde.
"Además estamos esperando el descargo de la empresa de seguridad que contrató el Ministerio, el de la Policía y la nota de los familiares de la víctima relatando lo que ocurrió", puntualizó.
Ayer, durante la tarde, arribó a Orán el jefe de seguridad de la empresa Centinela y fue directamente al hospital donde iba a entrevistarse con Canini.

Pericias psicológicas y psiquiátricas

Walter Laime, el joven de 20 años acusado de abusar sexualmente de una paciente de 76 años en el hospital de Orán el domingo pasado, será sometido a pericias psiquiátricas y psicológicas, según dispuso la fiscal penal de Orán, Soledad Filtrín. El muchacho, quien fue imputado del delito de abuso sexual calificado, permanecerá detenido. Una muestra del acusado y la ropa de mujer fueron enviadas al CIF para los estudios de ADN. En la audiencia con la fiscal, Laime negó haber abusado de la mujer, quien permanece inconsciente víctima de un ACV.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Gilgamesh Enkidu
Gilgamesh Enkidu · Hace 1 mes

en Orán no se salvan ni en la morgue ya era hora que pongan en duda la seguridad no se que más estan esperando...

Se está leyendo ahora