Desde hace cinco semanas, un grupo de 70 empleados municipales mantienen un paro con movilizaciones y olla popular para reclamar por el incumplimiento de aumentos salariales y descuentos que van entre los $300 y $700.
SOEM, ATE y UPCN mantuvieron negociaciones con el Ejecutivo municipal en varias oportunidades, pero este último gremio, con el argumento de una conciliación obligatoria, se reunió por separado con la intendencia y acordó un aumento de $1.000 no remunerativo para todos los empleados.
Hasta ahora, SOEM y ATE no coincidieron con la intendenta Alejandra Fernández respecto del 6% de aumento y dos montos fijos de $530 otorgados por la Provincia. Por eso se estancaron las negociaciones.
Pero el giro sorpresivo lo dio el viernes pasado UPCN, al aprobar en asamblea el aumento, tras lo cual firmó un acta acuerdo para que el aumento se pague con el sueldo de octubre. "Lo que conseguimos es más del 6% y beneficia a los de sueldos más bajos. Para ellos el porcentual hubiera sido de 300 o 400 pesos, pero el monto fijo lo supera y quedará como parte del sueldo. Si bien resignamos los fijos de $530, esos montos eran por única vez, después solo quedaría el 6%. Creo que fue una buena negociación", manifestó Gerónimo López, delegado de UPCN.
Para SOEM y ATE, que mantienen las medidas de fuerza, el acuerdo firmado por López es una traición. "Lo que se hizo fue una reunión política y no gremial. La discusión debe ser en la calle, no podemos perder la dignidad como personas", expresó el dirigente municipal Carlos Caliva.

El acuerdo

Tras la firma del convenio por los $1.000 de aumento, el secretario de Hacienda, José Luis Cardozo, aclaró que el descuento se debe a una mala liquidación de los meses anteriores. "El tema no está cerrado; vamos a verificar cada caso y los empleados deben acercarse con su reclamo. Pudo haber sido un mal pago en meses anteriores, lo vamos a revisar y a conversar con el personal del área de Liquidaciones".
Por su parte, la intendenta Fernández negó las acusaciones de falta de diálogo. "Nos reunimos muchas veces con los gremios y tenemos las actas firmadas; nunca nos negamos a dialogar y dar este aumento significa una gran esfuerzo para nosotros. Este mes la coparticipación vino con recortes y vamos a necesitar al menos $6.500.000 para pagar sueldos, mientras el envío coparticipable tal vez llegue a los $3.000.000. Pero que quede claro que queremos cumplir con los empleados porque sabemos que la situación es difícil", expresó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia