Con cuarenta años de existencia, el barrio Solís Pizarro es un lugar que aún evidencia carencias de servicios básicos. Alrededor de 150 familias residentes en la ampliación del barrio no cuentan aún con agua ni cloacas. A pesar de vivir en esa zona desde hace mucho tiempo, recién desde hace tres años cuentan con las escrituras de los terrenos.
Entre las falencias denunciadas desde el centro vecinal del barrio, figura el incumplimiento de obras, como las diez cuadras de asfalto prometidas el año pasado por la Municipalidad de Salta.
A la espera de que las soluciones definitivas finalmente lleguen, los vecinos esperan que se aproveche el invierno para el mejoramiento de las calles y las tareas de limpieza y desmalezado. Eso ayudaría a que puedan vivir mejor durante los períodos estivales.
"No podemos cortar un puente cada vez que necesitamos respuestas de las autoridades, pero hace mucho tiempo que solicitamos respuestas y no hay novedades", aseguró Walter Rojas, presidente del centro vecinal.
La ola de inseguridad representa otra de las preocupaciones para los pobladores de Solís Pizarro. La falta de limpieza y la proliferación de matorrales conforman un escenario óptimo para hechos delictivos. Según lo relatado por los dirigentes barriales, los asaltos y robos son una amenaza en cualquier momento del día.
"Los yuyos altos y la gran cantidad de escombros les permiten a algunos delincuentes actuar con toda impunidad. Muchas veces la policía tampoco puede hacer nada", aseguraron.
Malos olores
Los malos olores emanados desde el Frigorífico Brunetti son parte de los reclamos que ponen a los habitantes de la zona nuevamente en alerta.
La limpieza del arroyo Isasmendi y la erradicación de microbasurales en sectores aledaños se suman al pedido de quienes viven allí desde hace más de veinte años. Hasta el momento tampoco habrían obtenido respuestas concretas por parte de las autoridades.
Durante el 2008 se aprobó la ordenanza N§ 13.328 y uno de los últimos pedidos al respecto data de septiembre del año pasado, cuando se solicitó en sesión del Concejo Deliberante que los integrantes de la Comisión de Traslado del Frigorífico Brunetti se constituyeran en el lugar para recibir los reclamos de los vecinos. Poco se supo sobre este requerimiento y la espera sigue.
En barrio San Rafael
A pesar de los innumerables pedidos de los vecinos de barrio San Rafael (cercano a los barrios Atocha I, II y III) la limpieza de espacios verdes y otras mejoras, como la creación de una plaza para el barrio, no se concretan.
La falta de servicios básicos también forma parte de un reclamo que incluye a los más de 10.000 habitantes de la barriada.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora