Se generó una gran polémica en la ciudad de Rosario de Lerma ante un proyecto que evalúa la posibilidad de implementar un aporte de $6 junto con el pago de la boleta del servicio eléctrico. La idea es subsidiar a la Asociación de Bomberos Voluntarios Hernando de Lerma mediante una contribución voluntaria por parte de los vecinos que se quieran adherir a esta iniciativa.
Sin embargo, el proyecto generó polémica en sectores que consideran que este aporte mensual, dentro de los tributos municipales, es un aumento de impuestos encubierto.
Otro punto que se cuestiona es cómo se administrará dicho aporte, antes de que sea girado a la asociación de bomberos local.
"No podemos obligar a la gente a sacar de su bolsillo algo que le compete al Estado municipal. No estamos en contra de la ayuda a los bomberos, es la forma en que se quiere implementar. Hay otras formas, por ejemplo, de la recaudación de impuestos que el municipio cobra a los bailables los fines de semana", dijo el edil Adrián Palacios.
El proyecto, impulsado por el sector que responde al intendente Ignacio Jarsún, tiene como objetivo colaborar con una institución que durante 16 años nunca recibió ayuda económica de manera constante para su labor comunitaria.
"Es un proyecto que pasó a comisión en el Concejo Deliberante, pero todavía no está aprobado. Podría tener cambios, pero la idea original es ayudar a esta institución, que bien se lo merece. No es una suma de impuestos, como quieren hacer creer ciertos sectores. El vecino no está obligado. Si no quiere pagar ese importe, puede renunciar", señaló Renato Ramírez, presidente del Concejo Deliberante, quien comparte la línea política del actual jefe comunal.
Aclaró también que, en caso de rechazar dicho aporte, el contribuyente deberá dirigirse a la oficina de Rentas y completar un formulario en el cual solicitará quedar al margen del pago de esa contribución.
Una difícil situación
El cuartel de Bomberos Voluntarios Hernando de Lerma, creado en el 2000, cuenta con poco menos de 20 integrantes. Todos trabajan ad honorem, es decir, no cobran sueldo alguno, pese a que arriesgan diariamente sus vidas en la gran mayoría de los siniestros que ocurren en el Valle de Lerma.
Tampoco reciben ningún aporte regular de parte del Estado que les permita proyectar un correcto funcionamiento.
Tienen equipamiento básico y una sola autobomba para socorrer emergencias en las diez localidades del Valle de Lerma que están bajo su jurisdicción. Solamente los ayuda el cuartel de bomberos de El Carril.
Les faltan equipamiento vario y trajes especiales contra el fuego, entre muchos otros elementos.
Su "cuartel" es un precario galpón y está ubicado en la ruta 36, que une Rosario de Lerma con Campo Quijano.
Para protegerse del frío, los bomberos deben cubrir el galpón con plásticos. Lamentablemente, no tienen otro lugar en el cual funcionar.
Al enterarse del proyecto para recibir un aporte mensual, el cuartel agradeció el gesto, pero pidió no politizar la situación.
"No queremos que este debate se convierta en algo político. Nosotros nunca recibimos aportes mensuales de nadie. Solo algún subsidio de vez en cuando, que apenas alcanza para adquirir borcegos para los bomberos", señaló a El Tribuno Serafín Corregidor, del cuartel Hernando de Lerma.
"Nos falta indumentaria y elementos adecuados para los incendios. Esta es una historia que no se acaba. Pese a todos estos inconvenientes, cuando hace falta, nos llaman por ayuda", agregó Corregidor.
Los pioneros en Salta
El primero en llevar adelante este tipo de proyectos fue el municipio de Metán, donde tanto los concejales como el Ejecutivo municipal aprobaron el aporte voluntario de los vecinos.
Se trata de una contribución de $5, que se abona de manera voluntaria con la boleta del servicio eléctrico.
Actualmente, la implementación del proyecto en la ciudad de Metán está en manos de Edesa, la empresa prestataria del servicio, que debe realizar modificaciones en las boletas de luz para que se pueda efectivizar la contribución.
En Metán Edesa tiene 8.500 clientes, y los vecinos tienen también la opción de renunciar al aporte.
El cuartel de bomberos Posta de Yatasto cuenta con cerca de 30 bomberos voluntarios activos y otros 20 que colaboran en forma transitoria, porque realizan otros trabajos para sostener a sus familias.
El cuartel tiene dos autobombas en buenas condiciones y equipamiento regular.
Pero necesitan vestimentas más específicas y otros equipos para actuar en emergencias más complejas.
Luego de Metán, fue el turno de Rosario de la Frontera, donde los vecinos podrán aportar $10 de manera voluntaria con el pago de la boleta de la luz para los bomberos locales.
El cobro será instrumentado entre el municipio y la empresa Edesa.
El cuartel de la Ciudad Termal fue fundado en 1947.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 3 meses

Yo digo. . . Porque no hacen un super bingo? yo preferiria comprarle a los bomberos que a la LIGA o a GYMNASIA