El 7 de agosto de 2015, un incendio quemó los pastizales de un terreno ubicado en las calles San Roque y San Benito de barrios San Francisco, finca San Francisco y Limache. En aquel momento, una de las viviendas linderas al terreno resultó seriamente afectada, perdiendo totalmente el techo realizado en teja y madera.
En la actualidad, los vecinos enfrentan una situación mucho más complicada.
El terreno en cuestión está atravesado por un camino alternativo por el que transitan carros tirados por caballos, cortadores de césped en moto con carritos y, esporádicamente, la policía. Mónica Juárez vive hace 30 años en finca San Francisco, un pequeño sector de unas 8 cuadras que colinda con barrio San Francisco y Limache.
"La situación es complicada", le explicó Mónica a El Tribuno. "De todos los años que vivo acá nunca vino nadie de la Municipalidad a ver qué podemos hacer. Este terreno es usado como camino alternativo a la ruta a San Agustín. Por acá pasan los carreros y dejan su basura, los vecinos vienen con sus camionetas y autos a dejar escombros y lo mismo con los jardineros". Y agregó: "Encima, los chicos se esconden para drogarse o cuando roban algo. Entonces que hacemos: ¿o quemamos o dejamos que esto sea tierra de nadie?".
"Esto es un refugio de malandras. Vos ves la entradita, pero para el fondo es peor", afirmó Graciela Aramayo, quien vive hace 28 años en los departamentos de barrio Limache.
Luego de años de vivir en el barrio, Graciela coincidió con Mónica al decir que nunca nadie hizo por nada ante esta situación. "Los vecinos de este tramo son los que peor la pasan, sus casas dan al costado y al fondo con el terreno y si bien hacen cortar a la orilla cuando se queman los pastos, sus casas corren peligro y ni te digo cuando se les meten por los fondos a robarles", afirmó Graciela.
El sector -que tiene dos cuadras de extensión- está cubierta por el denominado pasto "cubano", que se reproduce rápidamente y que llega a tener 3 metros de altura.
Ya en barrio Limache, la calle que se cierra sobre el baldío se llama Ivone Retamoso. Los vecinos que viven sobre esta calle mantienen una pelea constante con aquellos que consideran que el pasaje sin salida es vertedero de restos de obra y basura.
"Desde 1989 pedimos que asfalten ese pasaje. Es menos de una cuadra. Cuando asfaltaron el barrio pedimos que lo hicieran pero no había presupuesto", contó resignada Graciela a El Tribuno, mientras esperaba el colectivo.
Enojada, Graciela agregó que muchas veces son los vecinos los que van en sus autos y dejan las bolsas de basura en el pasaje que choca contra el baldío. "Me pregunto si por su casa no pasa el recolector que tienen que venir a dejar la basura acá. No sabés los olores que salen si hasta dejan animales muertos", se quejó esta vecina.
En cuanto a la seguridad, Analía que vive sobre finca San Francisco destacó que la Policía no pasa nunca.
"Los chicos entran a drogarse entre los pastos o a esconder lo que roban", contó Analía, y agregó a este medio que, como una de las vecinas cuenta con una consigna policial permanente, se puede ver a los efectivos de seguridad. "Por ahora estamos más tranquilos, porque cuando baja el sol, esto es tierra de nadie", dijo Analía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora