Un efectivo de la Policía de Salta protagonizó un hecho de violencia familiar extremo cuando, después de propinarle una feroz paliza a su esposa, le puso su arma reglamentaria en la sien para hacerla confesar una supuesta infidelidad.
La joven presa del llanto y jurándole que nunca lo había engañado logró hacerlo desistir de que gatillara su arma reglamentaria y la matara de un disparo. Luego huyó de la vivienda y formalizó la denuncia.
El efectivo, cuya identidad no trascendió hasta el momento, fue detenido anoche. El hecho se produjo en una vivienda del Barrio Bicentenario, en dirección a la salida norte de la ciudad de Tartagal. Según se conoció, luego de terminar con su trabajo y llegar a su casa, el Policía tomó el celular de su joven mujer y observó que la chica había recibido mensajes que le resultaron sospechosos.
Fuera de sí por los celos, comenzó a golpearla, y con toda violencia la arrojó contra la pared de la vivienda. Luego de la brutal agresión, tomó su arma y se la puso en la cabeza amenazando con dispararle si no le confesaba quien era su amante.
El hecho de violencia doméstica que involucra a un uniformado se produjo cuando todavía la policía se encuentra conmocionada por el homicidio y posterior suicidio de una pareja de efectivos policiales que residían en la comunidad Piquirenda, acaecido el pasado 28 de diciembre pasado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 10 meses

Otro caso de polivago golpeador y con amenaza de muerte con el arma reglamentaria, y van.........., esto demueastra la falta de profecionalidad e idoneidad por gran parte de estos energumenos " encargados de la ley y el orden " la mayoria de estos personajes descargan sus problemas personales en su " trabajo" con personas que desgraciadamente caen en sus manos, tienen una gran frustacion por parejas, con hijos adictos, economicos, un gran resentimiento social los tine en una face que estalla cuando tienen a su merced a una persona mas devil y alli descargan su impotencia acumulada, por mas que no les guste a algunos defensores de lo indefendible sabes bien que digo la verdad y les duele verce descubiertos, Cuantos mas cawsos en donde polivagos golpean a sus esposas e hijos y con su acostumbrada prepotencia las amenazan para que no los denuncien, en otros casos las mujeres por no quedarce sin el sustento diario y por vagas no realizan la denuncia a estos " golpeadores publicos ", perdon servidores pubicos , quedo en espera de puteadas, pero mchuh

gio vergara
gio vergara · Hace 10 meses

A este policía se ve que no le enseñaron que "nadie muere mocho"


Se está leyendo ahora