Un buen desayuno, la mejor forma de bajar de peso

01-10-2012 - El desayuno es fundamental para tener una alimentación equilibrada y buena salud, una buena nutrición es clave para que el cuerpo tenga las energías necesarias para comenzar el día.

Muchas personas no comprenden la importancia que tiene el desayuno, es la primera comida del día luego de aproximadamente 8 horas de descanso, por lo que resulta imprescindible romper ese ayuno incorporando alimentos que aporten energía.

No es extraño que hombres y mujeres que buscan perder peso decidan saltearse esta comida. Sin embargo lo único que se logra con esto es sentirse irritable y agotado, ya que el cuerpo carece de glucosa para activarse y enfrentar las tareas de la jornada.

Además, cuando el cuerpo tiene hambre, en lugar de quemar las calorías que recibe, las acumula como reserva en forma de grasa.

Tips para armar un buen desayuno

El desayuno forma parte del 20% o 25% de las calorías que hay que ingerir en el día, por eso debe ser equilibrado para que aporte los nutrientes esenciales. Un buen desayuno debe incluir.

Pan o cereales, preferentemente integrales. Contienen mucha fibra y proporcionan al cuerpo carbohidratos en forma de energía, vitaminas y minerales.

Productos lácteos. La leche o yogur descremados aportan proteínas, calcio y vitaminas.

Frutas o jugo exprimido. Brindan al cuerpo carbohidratos, agua, vitaminas y minerales. La fruta entera o con jugo de pulpa también aporta fibra.

Otros productos. Se puede ingerir café o té que actúan como estimulantes, al igual que productos derivados de la carne, como el jamón (en porciones chicas) o huevos, que contienen las proteínas fundamentales para construir tejidos y células. Es saludable también incluir, en pequeñas cantidades, queso bajo en grasas y manteca.

La necesidad de un buen desayuno

El desayuno todas las mañanas es fundamental por las siguientes razones

Mantiene un estado nutricional correcto ya que aporta al consumo diario vitaminas y minerales.

Mejora el rendimiento intelectual y físico desde el momento que en el organismo se pone en marcha un mecanismo que altera el nivel aceptable de azúcar en la sangre.

Ayuda a bajar de peso o a controlarlo porque mantiene el estómago lleno hasta la próxima comida y así evita los típicos atracones.

Ayuda al tránsito intestinal y mejora los niveles de colesterol debido a la fibra que aportan los cereales integrales y las frutas.

Fuente

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia