Los siniestros viales están a la orden del día. Las rutas continúan viendo pasar vidas que por imprudencia o negligencia, podrían haber tenido otro final.

Dos accidentes se cobraron las vidas de un ciclista y un motociclista en la ruta nacional 50 y en la provincial 54, respectivamente.

El primero de los siniestros ocurrió anoche sobre la ruta provincial 54, a tres kilómetros del ingreso a la localidad de Santa Victoria Este. Arias Barcelon conducía una motocicleta 150 cc cuando por causas que se están investigando perdió el control de la misma y cayó a la cinta asfáltica donde perdió la vida.

El conductor no llevaba el casco, lo que podría haber cambiado su final. Personal de Criminalística realizó las tareas tendientes a establecer las causales del siniestro vial.

El otro caso que dejó una víctima fatal es el de un ciclista. En la madrugada su cuerpo fue hallado sin vida tendido sobre la ruta nacional 50 pasando el río Blanco de la ciudad de Orán.

Inmediatamente se hizo presente personal policial constatando que el hombre se encontraba sin vida y notando además restos de chapa con faros antiniebla que estaban en el lugar del hecho. Asimismo el Grupo Técnico Criminalística realizó las tareas de rigor para dilucidar las causales del siniestro vial.

La Policía de la provincia contabilizó, hasta el 8 de febrero, 21 víctimas fatales por siniestros viales. La lista no deja de engrosarse y preocupa la respuesta a las problemáticas de seguridad vial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora