Este pasado fin de semana se llevó a cabo uno de los eventos que quedará en la historia de la comunidad rosarina cuando, ante miles de personas que llegaron desde distintas partes de la provincia, se realizó la elección provincial de la Reina de los Estudiantes.
Sin embargo, la jornada también tuvo su lado oscuro, dado que el concejal Sebastián Iglesias denunció ante la Policía que esa misma noche una de las ruedas de su camioneta fue reventada con un cuchillo.
En diálogo con El Tribuno expresó: "Dejé mi vehículo dentro del predio de la UNSa, que estaba reservado para las autoridades, para concurrir a la elección de la reina".
"Me quedé tranquilo porque estaba bajo la custodia del personal de tránsito municipal. Pero cerca de la 2 de la mañana, cuando me disponía a regresar a mi domicilio, encontré la rueda delantera del lado del acompañante rota con un cuchillo, ya que el pico había sido descogotado allí", relató.
"Y los policías de Tránsito se desentendieron totalmente del hecho", dijo Iglesias.
El edil se dirigió a la comisaría N§ 31 con dos testigos, donde realizó la correspondiente denuncia.
Pablo Parcial y Gustavo Díaz, también concejales, ampararon sus dichos, lo mismo que el inspector de Tránsito que estaba a cargo del predio.
Lo llamativo del caso es que Iglesias vincula directamente con el hecho al intendente Gustavo Solís.
"Vinculamos estos hechos a acciones que venimos realizando desde el Concejo Deliberante, donde nosotros somos oposición. Creemos que esto no fue al azar, fue bastante direccionado. Al predio solo tenía acceso personal municipal y funcionarios públicos y estaba a resguardo por personal de la comuna", subrayó.
Días pasados, según palabras del concejal "denunciamos hechos de corrupción por el nombramiento de personal ligado a los ediles afines al intendente. Es así como salen proyectos aprobados por unanimidad, o con una mayoría legislativa que, sin razón aparente alguna, vota a favor de Ejecutivo. Esperemos que en los próximos días se traten estos temas, si no lo vamos a judicializar. Realizaremos una presentación en la Fiscalía de Rosario de la Frontera para que tome cartas en el asunto, dado que este accionar corrupto termina contaminando a toda la política", dijo.
Al ser consultado por la ordenanza que habían aprobado se suba de sueldos cercana al 100% a secretarios y asesores del Concejo como así también de directores del Ejecutivo, Iglesias expresó: "No votamos un aumento salarial, pero sí un blanqueo de una situación informal que implementó el Ejecutivo en la liquidación de sueldos de sus empleados, como es el caso de los directores que están cobrando en negro. Lo que se buscaba no era un incremento salarial sino un blanqueo del salario, ya que después el Ejecutivo tiene que hacer algunas maniobras para falsear el presupuesto. A ello nos referíamos cuando hablábamos de corrupción dentro del seno del Concejo, dado que varios de los ediles que habían acompañado el proyecto lo hicieron sin razón", explicó.
Y comparó esa realidad con la situación de los obreros contratados que cobran 1.800 pesos mensuales

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora