Detrás de la violación a una niña aborigen en el paraje Alto La Sierra, de Santa Victoria Este, podría haber un crimen racial. El caso está caratulado como abuso sexual agravado por la cantidad de partícipes y existen varios agravantes. No obstante, el fiscal penal Armando Cazón dijo que la posibilidad de un ataque racial no queda fuera de la investigación que ordenó.
Entre los primeros agravantes de la causa figura la edad de la víctima, ya que tiene 12 años, otro es que padece una discapacidad. Además el lugar donde se perpetró el hecho es despoblado. Lo que sustenta la hipótesis de una agresión racial es que la niña es miembro de una comunidad aborigen y los supuestos abusadores, criollos.
Armando Cazón FISCAL PENAL "Vamos a determinar en los próximos días la responsabilidad que le cabe a cada uno, en función de la investigación. A quienes sean hallados culpables les caerá el peso de la ley"
.
"Hay varios puntos a esclarecer. Tomamos las máximas precauciones para llegar a la verdad real. No tendremos contemplaciones con quienes sean responsables del hecho atroz contra la menor", hizo hincapié Cazón.
La semana pasada fueron detenidos 5 hombres, imputados de ser los autores de la agresión a la niña. El arresto llevó tranquilidad al paraje Alto La Sierra, ya que la comunidad aborigen exigía una rápida acción judicial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora