La polémica, en el lugar menos pensado. El cura de la parroquia San Isidro Labrador, en Zárate, de la provincia de Buenos Aires, le puso condiciones al ingreso al templo y, a través de un afiche, informó a los fieles cuál es el tipo de ropa no permitida.
"Detrás de esta sotana hay un hombre", afirmó una mujer que le habría dicho el párroco Carlos Scarlata para justificar la medida. Así, prohibió a las mujeres de todas las edades, incluso las nenas, que asistan a su iglesia con jeans o calzas, entre otras especificaciones. En cambio recomienda como vestimenta cristiana femenina el uso de "ropa suelta, sin escote, con mangas y la falda debajo de la rodilla".
Un cartel similar orienta también a los varones que quieran ir a rezar y les prohibe, por ejemplo, entrar con gorros, ojotas, musculosas o pantalones cortos. La situación generó distintas opiniones. Hay quienes están de acuerdo con la medida, aunque son los menos. "Van a la iglesia y no a un boliche", sostienen.
La mayoría sin embargo, se queja. "Dejó a 5 nenas en la calle en el horario de catequesis por cómo estaban vestidas", contó otra mamá. Algunos fieles empezaron incluso a juntar firmas para pedirle al obispo Pedro Laxague que lo traslade a otra zona o que, por lo menos, le pida que flexibilice sus normas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan topo
juan topo · Hace 6 meses

deja de romper las pelotas cura pedofilo ustedes son la peor cagada que hay en la tierra deberian borrarlos del mapa pedofilos todos los de la iglesia pedorra

Monica Cassels
Monica Cassels · Hace 6 meses

Si yo fuese católica, ni vestida de monja me confesaría con este sujeto. Afortunadamente, tiene la virtud de alertar a sus posibles víctimas...


Se está leyendo ahora