Un docente, de 33 años, se convirtió en el primer fallecido por Gripe A este año en la Argentina. Ocurrió en Rosario, según confirmó la Dirección Epidemiología de esa ciudad. Se trata de Lucas Lavagnino, del Complejo Educativo Gurruchaga, quien fue internado el lunes en un hospital céntrico y murió por una "falla multiorgánica".
La directora de Epidemiología de la Municipalidad de Rosario, Analía Chumpitaz, informó que "los exámenes realizados (a Lavagnino) indicaron que dio negativo para hantavirus y positivo de Influenza H1N1, es decir, Gripe A".
"Sin bien el virus se presentó de forma inusual, hay que destacar que hay circulación de Gripe A en la provincia, como el caso de un nene en la ciudad de Santa Fe y algunos otros", remarcó.
La secretaría de Salud Pública divulgó que el virus "se transmite de una persona a otra, fundamentalmente por gotitas provenientes de las vías respiratorias de una persona enferma, a través de la tos, estornudos o simplemente cuando habla".
"Los síntomas de la enfermedad suelen aparecer a las 48 horas de efectuado el contagio y la mayoría de los afectados se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico", informó.
Pero "en niños pequeños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, la infección puede complicarse y poner en riesgo la vida".
Para esos grupos de riesgo, el ministerio de Salud recomendó la inmunización a través de la vacuna trivalente que provee protección para los virus tipo A y B.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora