Cuando el elefante vio a su cuidador ser llevado por la corriente del río, no lo dudó ni un segundo: se tiró al agua y fue a su rescate. El animal temió por la vida de Derrick, quien lo cuida día tras día en un refugio para elefantes en Tailandia. En realidad, el hombre no se encontraba en peligro como lo muestran las imágenes hacia el final del video, donde aparece sonriente, jugando en el agua con el paquidermo.
La emotiva escena muestra la capacidad del elefante en generar un estrecho vínculo con el hombre que lo salvó de ser una atracción turística, un destino común para los elefantes en Tailandia y en otros países de la región del sudeste asiático.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Oscar Arce
Oscar Arce · Hace 1 mes

Actúan igual que los HOMBRES !! Jajjaaja


Se está leyendo ahora