La Provincia cuenta con autorización de la Legislatura para otro endeudamiento. En noviembre de 2014, diputados y senadores dieron el visto bueno para que el Grand Bourg tomara préstamos por 650 millones de pesos con el fin de destinarlos a redes de agua y cloacas para el período comprendido entre 2015 y 2019. Para estas operaciones se preveía la emisión de bonos públicos.
Hasta ahora, porque la Nación limitó el margen, solo se colocaron títulos de deuda por 250 millones de pesos. Con esa primera inyección de recursos, el Gran Bourg prometió financiar obras para las localidades de Capital, Vaqueros, Campo Quijano, San Lorenzo, La Viña, Aguas Blancas, Embarcación y Metán, entre otras.
El endeudamiento se concretó en abril, con una tasa anual de 27,5 para los primeros nueve meses. El vencimiento total fue a 36 meses, con 15 meses de gracia en la amortización de capital.
En distintos puntos de Salta son imprescindibles estas redes de conexión, pero mientras sigue el gasto público volcado a gastos de funcionamiento de la estructura del Grand Bourg poco queda para la inversión.
Indicadores preocupantes
La falta de acceso a agua segura, a cloacas y las condiciones de la viviendas de las familias salteñas hacen, por ejemplo, que la provincia sea la que tenga el nivel más alto de pobreza multidimensional. Ese indicador, que dio a conocer días atrás el Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico (Ielde) de la Universidad Nacional de Salta, enciende preocupación.
Mientras un 40 por ciento de la población estuvo sumida bajo esas privaciones socioeconómicas, fue la jurisdicción de la región que más recursos resignó a la Nación en doce años. Según un informe de la consultora Noanomics. Envió en conceptos de regalías y retenciones a granos 4.049 millones de dólares y la Casa Rosada transfirió 1.875 millones de dólares, lo que da un resultado negativo de 2.174 millones de dólares. Ambos informes fueron publicados por El Tribuno el lunes y martes.
Diferente funcionarios del Grand Bourg, como el jefe de Gabinete, Carlos Parodi, y el secretario de Servicios Públicos, José Ramírez, admitieron en las últimas semanas retrasos en los envíos de los fondos de la anterior gestión del Gobierno nacional.
Parodi, al presentar el Presupuesto 2016 ante los legisladores en noviembre y al tratar de justificar la primera emisión de Letras del Tesoro por $450 millones, sostuvo que las demoras afectaban ejecuciones como la red eléctrica que une Apolinario Saravia con Pichanal, a la vera de la ruta provincial 5.

Los movimientos internos
Con la salida de Carlos Parodi del Ministerio de Economía y su ascenso a la nueva jefatura de Gabinete, el programa de Emisión de Letras para el 2016 quedó bajo el nuevo ministro de Hacienda, Sebastián Gomeza.
No obstante quien llevó adelante las operaciones fue el secretario de Financiamiento, Ignacio Racioppi, a quien le habían asignado esa misión en 2015.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora