*

Un equipo de cardiólogos hace controles en pueblos indígenas | Profesionales solidarios
Aunque no todos se enteraron, en Tartagal se encuentra el prestigioso cardiólogo estadounidense Robert Lang, miembro del Centro Médico dependiente de la Universidad de Chicago. Junto a un equipo de diez cardiólogos de la Federación Argentina de Cardiología y de la Sociedad Americana de Ecocardiología atenderán a unos 500 miembros de diferentes comunidades aborígenes del norte salteño.
Cuentan con el apoyo de la empresa Phillips y una veintena de técnicos que operan el equipamiento, más otros profesionales que coordinan la actividad.
La atención se inició el lunes pasado y se extenderá hasta mañana en las instalaciones de la Radio Indígena de Tartagal, donde se montaron los consultorios y las oficinas para llevar adelante este programa de responsabilidad social comunitaria.
Control de cardiopatías
José Antonio Lefabio, uno de los cardiólogos del grupo, fue el vocero y explicó que la atención a este medio millar de aborígenes con sintomatología compatible con alguna cardiopatía "se enmarca dentro de un programa elaborado conjuntamente entre la Sociedad Americana de Ecocardiología y la Federación Argentina. El programa busca diagnosticar las patologías cadiovasculares y está dirigido en forma exclusiva a pacientes de pueblos originarios que no tienen acceso al sistema tradicional de salud, pero enfocados principalmente a quienes se comunican en diferentes lenguas y en menor medida en español".
El efecto del Chagas
Lefabio explicó que, en términos generales, "las patologías cardiovasculares dependen en gran medida de la edad de los pacientes y si bien hasta el momento no tenemos datos precisos sobre la incidencia en poblaciones aborígenes, lo que sí sabemos es que los pueblos originarios viven en zonas que tienen una elevada incidencia por la presencia de Chagas, responsable de gran parte de las cardiopatías que se presentan en estos pueblos". El profesional subrayó que "no obstante la enfermedad transmitida por la vinchuca, existen entre las comunidades otras muy similares que se encuentran en el resto de la población, como son las patologías congénitas, hipertensión arterial y cardiopatía isquémica, que se relacionan con la alimentación".
Chagas crónico
Enfocados en la problemática del Chagas, el profesional remarcó que "el mayor problema que presenta esta enfermedad es que se cronifica y en una edad relativamente joven dilata al corazón, por lo que el enfermo deja de tener actividad normal porque comienza a padecer los síntomas relacionados a las fallas de su corazón. Por ese motivo es fundamental la detección precoz, ya que con tratamiento se evita que llegue a un estadio donde no queda otra opción posible y hay que recurrir al trasplante cardíaco. La detección precoz, evitar el contacto con la vinchuca y la concientización de los peligros que implica la infestación de las viviendas con este insecto, serán los factores que podrán prevenir esta enfermedad que es devastadora para la zona del Gran Chaco que conforman los territorios argentino, boliviano y paraguayo", precisó.
Convocan a sumar otras especialidades
El norte de Salta no es el primero ni será el último lugar donde estos profesionales asistirán a las poblaciones más vulnerables en enfermedades como el Chagas, que causan posteriormente graves patologías cardíacas. La entidad humanitaria de la que forman parte estos profesionales ya trabajó en otro países. Recientemente estuvo en la India asistiendo a más de 1.000 pacientes que no tenían acceso al sistema de salud, lo mismo que en Vietnam, algunos países africanos y Brasil, donde la cantidad de pacientes con Chagas es importantísimo.
Lo que este grupo de profesionales impulsa es que otras instituciones internacionales tengan iniciativas similares para trabajar en forma conjunta con asociaciones locales de otras especialidades, porque la demanda de salud de los pueblos originarios no se limita al tema cardiológico y se requiere profundizar en otras áreas.
Selección previa para atender a los pacientes
Antes de que los equipos médicos provistos de aparatología de última generación llegaran al norte e iniciaran la atención, agentes sanitarios del hospital Juan Domingo Perón y de otros servicios de la zona, junto a enfermeros miembros de comunidades aborígenes, concretaron un trabajo de relevamiento para seleccionar a los pacientes que presentaron síntomas compatibles con afecciones de tipo cardíacas. En ese sentido, el médico José Lefabio explicó: "Buscamos en este caso que los pacientes que asistan hayan sido previamente seleccionados por los agentes sanitarios, que son quienes más conocen a los pobladores originarios, pero quizás tengamos la oportunidad de atender a otros que no tengan la sintomatología. Me pongo en sus lugares y si yo fuera miembro de estas comunidades, aunque no tuviera ningún síntoma, trataría de que un médico me revise, con lo que quizás perdemos la oportunidad de que puedan ser atendidos los pacientes sintomáticos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...