Dos hombres, hermanos mellizos, fueron detenidos acusados de amputar un dedo a una mujer para robarle un anillo de oro en un departamento en pleno centro de la ciudad de San Miguel de Tucumán.
Los pesquisa habían recolectado varias pruebas que involucraban al sospechoso, un hombre de 29 años, con el violento robo que fue perpetrado en San Juan al 600 el pasado miércoles 13 de enero.
La Policía determinó luego que el hombre tenía un hermano mellizo y que podría haber sido cómplice del ataque, por lo que se libraron dos órdenes de detención.
De esa forma, se realizaron este viernes dos allanamientos en la ciudad de Lastenia, a unos 8 kilómetros al este de la capital de la provincia de Tucumán, el primero en una casa situada en el pasaje Juan Manuel de Rosas al 100.
En esa propiedad fueron detenidos los dos sospechosos que deberán declarar ante la fiscala Adriana Giannoni, quien está subrogando la Fiscalía II y lleva adelante la investigación judicial.
Fuentes de la investigación explicaron que en ese domicilio se realizaron varias pericias porque se habría hallado vestimenta que, de acuerdo con las pericias efectuadas con luminol, tendrían restos de manchas de sangre.
Sumada a estas pruebas, los uniformados, que fueron comandados por los comisarios Miguel Frias y Gustavo Luna, quienes están al frente de la división Delitos Contra la Propiedad, aportaron a la Justicia un meticuloso informe sobre los mensajes y las llamadas que hicieron los acusados con sus celulares.
El cuchillo que habría sido utilizado por el agresor todavía no fue hallado.
Pero los pesquisa confían en que las pruebas que lograron recabar son evidencia suficiente para mantener presos a los dos hermanos.Las identidades de los sospechosos todavía no fueron difundidas públicamente porque falta que la fiscal Giannoni coteje las pruebas y valore si las pruebas que se recabaron le permiten solicitar prisión a los acusados.
El otro allanamiento fue realizado en la casa de la ex esposa de uno los acusados, en un asentamiento conocido como Villa Inés, donde fuentes policiales confirmaron que recabaron pruebas que serían útiles para la instrucción de la causa.
Para determinar cuál de los hermanos fue el autor del violento ataque, la fiscala tiene previsto ordenar pericias de ADN. "Cuando se cometió el robo, se recolectaron restos biológicos que se cotejarán con muestras de sangre de los acusados", dijeron las fuentes.
Según el diario La Gaceta de Tucumán, familiares y allegados a los aprehendidos increparon a la prensa y evitaron que fotografiaran el operativo que se realizó en Juan Manuel de Rosas al 100.
Además, aseguraron que los acusados, quienes serían empleados de la Municipalidad de Banda del Río Salí, son inocentes.Antes de evitar que se registrara el operativo, uno de los familiares de los detenidos dijo que uno de los acusados había comprado un celular hace pocos días.
"La Policía nos dijo que llegaron acá porque tenían pruebas de llamadas que se hicieron con ese teléfono. Pero hace poco que él (por uno de los imputados) tenía ese celular y no sabemos a quién se lo compró", señaló uno de los familiares que prefirió no dar su nombre.
El violento hecho dio inició cuando la víctima, Alicia Vllagrán de Miranda, de 67 años, recibió a un hombre de unos 30, que se presentó como interesado en convertirse en su inquilino. La mujer, que reside en otro edificio, accedió a mostrar el departamento en alquiler en el séptimo piso del inmueble de la calle San Juan al falso interesado.
Al llegar al domicilio, el asaltante empujó a la mujer a su interior y la atacó a golpes con el fin de sacarle la cartera.No conforme con el accesorio y las pertenencias que tenía encima, el ladrón tomó la mano izquierda de la víctima y le cortó el dedo anular, en el que llevaba un anillo de oro, siempre en medio de un brutal forcejeo.
Finalmente, el delincuente escapó del lugar con el botín, después de arrojar el dedo amputado de la víctima en una de las habitaciones del departamento. Alicia Villagrán de Miranda fue operada luego del robo. Los médicos le injertaron el dedo anular de la mano izquierda que el ladrón que la atacó le había cortado con un cuchillo tipo "sierrita".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora