La Municipalidad de Bahía Blanca difundió el video en el que se puede observar la alocada y peligrosa carrera que protagonizó días atrás el exfuncionario de Las Villas y presidente del Club Midgistas, Norberto García, ocasionando serios destrozos en varios autos estacionados.
Durante la madrugada del jueves, el exfuncionario bahiense se salvó de que lo lincharan. A bordo de su reluciente Mercedes Benz blanco, embistió primero a dos autos estacionados a metros de la esquina de Güemes y Patricios. Aunque en lugar de detenerse y admitir la culpa, decidió seguir camino hasta impactar, una cuadra más adelante contra otros dos vehículos.
La reacción de los dueños de los automóviles dañados no se hizo esperar y sin siquiera dejarlo bajar a dar las explicaciones del caso, comenzaron a golpearlo. Los puñetazos ingresaban por la ventanilla del conductor e impactaban directamente sobre la cabeza de un confundido García, que apenas podía comprender lo sucedido. La reacción de los dueños de los automóviles dañados no se hizo esperar y sin siquiera dejarlo bajar a dar las explicaciones del caso, comenzaron a golpearlo. Los puñetazos ingresaban por la ventanilla del conductor e impactaban directamente sobre la cabeza de un confundido García, que apenas podía comprender lo sucedido.
Finalmente, el aturdido conductor fue derivado al Hospital Privado del Sur para ser asistido por un supuesto desmayo producto de un pico de diabetes, explicación aportada por García para justificar lo ocurrido, aunque nadie le cree.
Más tarde, en diálogo con el programa "Bahía Hoy", que se emite por La Brújula 24, el "Chano bahiense" confirmó el episodio, pero negó haber conducido bajo los efectos del alcohol: "No estaba borracho, simplemente me descompensé", explicó.
La dudosa actuación de la Guardia Urbana
Los agentes de la Guardia Urbana intervinientes dieron tres versiones diferentes del hecho de tránsito y, sumado a que García luego se escapó del hospital para evitar que le hicieran una extracción de sangre, las sospechas de una presunta protección para evitar una causa en su contra se incrementan. Para la justicia de faltas, versión aportada a este medio por el Juez Ricardo Germani, el error de los inspectores es considerado grave: "No hay ninguna excusa para omitir el test del alcoholemia ni labrar un acta de infracción". Sobre todo tratándose de un conductor que, de acuerdo a todos los testimonios, estaba consciente y hasta a discutió con uno de los dueños de los autos dañados.
El Municipio ya inició un sumario interno para deslindar responsabilidades. El escándalo, que despertó la atención de varios medios nacionales, amenaza hacer rodar varias cabezas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


gio vergara
gio vergara · Hace 6 meses

hay que echar a esos canas chupamedias


Se está leyendo ahora