Últimos datos estiman que en paraísos fiscales existen más de US$ 400.000 millones, la mayoría de ellos pertenecientes a argentinos anónimos, o al menos que ni el Gobierno ni la Justicia se animan a revelar. Los interrogantes y las inquietudes son muchas, para conocer a esos afortunados, que hoy están al margen de los índices de pobreza.
Recientemente, Dinamarca anunció que pagará una fuente anónima para obtener los datos de los "papeles de Panamá" sobre cientos de contribuyentes susceptibles de haber evadido impuestos en el país.
"Debemos tomar las medidas necesarias para atrapar a los culpables de evasión fiscal que esconden fortunas, por ejemplo, en Panamá, con el fin de evitar al fisco de Dinamarca", afirmó en un comunicado el ministro de Hacienda, Karsten Lauritzen. El Estado pagará a su fuente "algunos millones" de coronas, es decir, unos cientos de miles de euros, por unos 320 archivos que implicarían a entre 500 y 600 contribuyentes. El fisco ya ha examinado una "muestra" aportada por esta fuente y concluyó que "las informaciones son suficientemente pertinentes y válidas para lanzar controles fiscales contra un cierto número de personas físicas y jurídicas que aparecen".
En la Argentina con la denuncia de la AFIP, hay 17.497 CUIT de operadores de comercio exterior que presentan inconsistencias, sobre un universo que no llegaría a 30.000. Es decir, hubo un festival con muchos invitados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora