Un intenso temporal de viento y lluvia azotó ayer a la ciudad de Santa Fe y a otras localidades de la provincia como Santo Tomé, donde se produjeron destrozos, caídas de árboles y cortes en el suministro eléctrico.
Más de 90 milímetros de agua cayeron desde la medianoche del domingo hasta las 10 de ayer en la capital provincial, con ráfagas de viento cercanas a los 60 kilómetros por hora.
Se registraron cortes de luz en algunos puntos de la ciudad, cayeron árboles, uno de ellos sobre un vehículo en Urquiza al 2600, y la gran cantidad de agua caída provocó anegamientos en varias calles.
En la zona de la iglesia del Carmen, en la ciudad de Santa Fe, se inundó y explotó una cámara de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), y en varias manzanas quedaron sin luz.
"No solo estamos sin luz, sino que al no contar con energía no funcionan las bombas que cargan los tanques de agua, así que la complicación es doble", aseguró una vecina de un edificio de 18 pisos, según publicó el diario El Litoral, de Santa Fe.
También se registraron cortes de luz en barrio Alfonso, en villa Setúbal y en Los Hornos, entre otros lugares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora