Con la mayoría del equipo confirmado y a poco más de dos semanas de asumir, el presidente electo Mauricio Macri ya tiene diseñado su gabinete, donde se destacan empresarios y técnicos en gestión, sin descuidar el componente político. Es, sin dudas, un gabinete conformado al estilo que Macri promovió en su campaña con la intención de llevar gestión profesional al Estado. No sorprende entonces que el presidente electo haya conformado rápidamente su gabinete con nombres que ya formaban parte de sus planes, pese a que hubo algunas "bajas" como el caso de Ernesto Sanz, quien declinó ocupar el ministerio de Justicia y otras confirmaciones, como Lino Barañao, actual ministro de Ciencia y Tecnología y que fue confirmado para continuar en el cargo.
En el gabinete hay propios, extraños, aliados, números puestos, perfiles gerenciales y algunas sorpresas, pero todos tienen un perfil técnico y aplicado al área de desempeño.

Carlos Melconian: IRA AL BANCO NACION El economista asumirá el próximo 10 de diciembre, reemplazará a Juan Ignacio Forlón, designado para integrar la Auditoría General de la Nación.
Restan algunos espacios claves por cubrir que se irán conociendo en las próximas horas, caso del destino que tendrá la Agencia de Inteligencia Federal, creado por el kirchnerismo y a cargo de Oscar Parrilli.
Los proyectos y los planes de cada uno de los designados para cumplir con la misión que le encargó el presidente electo, serán conocidos en los próximos días en que transcurrirá la transición.
Una de las áreas que más conjeturas y curiosidad despertó fue la de finanzas y economía, incluida las de economías regionales.
Federico Sturzenegger: TITULAR DEL CENTRAL El economista espera el alejamiento de Alejandro Vanoli y lidiar luego con las reservas escasas, el atraso del tipo de cambio y el cepo cambiario.
Se quería saber cómo iba a reaccionar el mercado con vistas a que la quita de retenciones, la unificación del dólar y la cuestión del cepo cambiario, ya habían entrado en debate, antes que Macri llegue a ser presidente electo. El mercado ve un equipo homogéneo y coherente con las promesas de campaña, pero la magnitud del desafío que hace la coyuntura económica, sobre todo en las arcas del Central, pone cautela a cualquier entusiasmo inmediato. Se les reconoce también que el punto de partida -de escasas reservas, atraso del tipo de cambio y cepo cambiario- es difícil y que existen chances de que la normalización de los problemas sea con esfuerzo.
Por otra parte, se espera que a cargo de los entes reguladores también se nombre a profesionales. Los operadores aprecian que esos hombres y mujeres del gabinete son interlocutores experimentados.
Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ana marìa malvares
ana marìa malvares · Hace 12 meses

Como mìnimo, un gabinete inquietante.


Se está leyendo ahora