Jesús Burgos es docente de Educación Física y también un gaucho eximio de la ciudad de General Güemes. Tiene 45 años y una fe inquebrantable e incuestionable.
Es esa misma fe la que lo llevó a realizar una peregrinación desde el pueblo de Itatí, en la provincia de Corrientes, hasta su ciudad natal, General Güemes.
Partió a caballo el 5 de enero desde la catedral de Itatí, rumbo al norte argentino, junto a una imagen de la Virgen.
Por estos días se aguarda con mucha expectativa su llegada a la ciudad salteña.
Esta muestra de fe, amor y patriada es, además, un homenaje al lugar donde su madre lo bautizó.
Ariel el "Ñato" Burgos, hermano de Jesús, cuenta que desde muy niño su hermano soñó con traer la imagen de la Virgen de Itatí de Corrientes a General Gemes, ya que siempre fue un ferviente devoto de la Virgen.
"Jesús es profundamente creyente y una persona muy respetada en todo Güemes", señaló.
Un peregrinaje único
Esa fe lo llevó a enganchar el trailer a su camioneta, subir a sus dos caballos y emprender viaje a Corrientes.
Al llegar hizo bendecir la imagen de la Virgen de Itatí y emprendió el regreso a caballo. Son casi mil kilómetros de travesía, que durará en total unos 50 días, entre paradas para descansar, las inclemencias propias del tiempo y los innumerables saludos de la gente en los distintos pueblos por los que atraviesa Jesús.
En comunicación con El Tribuno, el docente destacó con emoción la cordialidad que le demuestra la gente que se acerca a saludar a la Virgencita.
"En muchos pueblos se sumaron gauchos lugareños que me acompañaron varios tramos de esta cabalgata de fe y tradición. Hay gente que me convida bebida y comida, alentando mi camino", contó Jesús.
Agregó que todos admiran la fe que demuestra. "Yo doy testimonio de que mi fe es muy pequeña en comparación con lo que la Virgen de Itatí hizo por mí", afirmó.
Más cerca
Por estos días, Jesús está arribando al pueblo de Monte Quemado, en Santiago del Estero, a la vera de la ruta 16. Seguirá por Taco Pozo, y en Salta pasará por El Quebrachal y J. V González hasta llegar finalmente a la ciudad de Güemes en unos 15 días, si todo sale según lo previsto.
La ciudad se prepara para recibirlo y hacer bendecir la imagen de la Virgen de Itatí.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora