De cara a las paritarias salariales 2016, el Sindicato de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Salta (Sitepsa) anticipó que pedirá un 30 por ciento de incremento de sueldo para febrero, marzo y abril, y que en mayo se reabran las negociaciones debido a la incertidumbre económica que atraviesa el país.
"En el último mes tuvimos un aumento desmesurado de la canasta familiar. Estamos ante un nuevo escenario político, se tomaron medidas económicas que no sabemos si van a dar buenos resultados o van a agudizar la situación. Por eso, en principio, queremos un 30 por ciento de aumento salarial y negociar cada tres meses", señaló Alberto Salim, miembro de Sitepsa.
El gremio planea realizar en enero una asamblea docente en la que pondrá a consideración de las bases su propuesta y posición.
En contrapartida, ATE, Sadop y AMET esperan ver qué pasará con la economía del país y con la negociación de los gremios docentes nacionales, que ya empezó, para recién hablar de cuánto pedirán de incremento de sueldo en febrero próximo, cuando se abran las paritarias locales.
El secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Juan Arroyo, señaló por su parte: "Todavía no manejamos números ni hicimos ningún análisis porque tampoco sabemos lo que puede suceder, si va a haber estabilidad económica o no. Todo depende de la inflación que por ahora sigue creciendo".
Este año, la paritaria docente por un incremento de sueldo en Salta se abriría en la primera quincena de febrero con el nuevo ministro de Hacienda y Finanzas, Sebastián Gomeza. Hasta entonces, quizás el piso del salario a nivel nacional ya esté fijado o, de todas formas, el panorama será más claro.
Mario Palavecino, titular del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) de Salta, señaló: "La próxima paritaria va a ser distinta porque el escenario general es distinto, y como las negociaciones nacionales se irán desarrollando en enero, tal vez cuando nosotros nos reunamos ya estén definidas. Ahora lo importante es ver qué pasa en enero, espero que no nos sorprenda mal".
El secretario general de la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET), Vidal Eloy Alcalá, se manifestó en la misma línea y, además, se mostró preocupado por la firma del decreto 13/2015, que según explicó retoma como marco general el Pacto Federal Educativo y la Ley Federal de Educación e ignora la Ley de Financiamiento Educativo, que establece el 6% del Presupuesto para Educación. "Este decreto retrotrae el sistema educativo a épocas del menemismo que perjudicó la educación técnica", señaló Alcalá.
El nuevo ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, durante el primer encuentro con los gremios docentes de representación nacional, reconoció que el decreto "fue un error", y prometió modificarlo.
De 2011 a 2014, Salta negoció de forma anticipada su salario. Tras el conflicto docente que dejó hasta más de un mes sin clases a alumnos en 2014, este año la Provincia realizó las paritarias en febrero, pero debido a la suba de la inflación que "se comió" lo acordado, las reabrió en julio pasado.

Este año hubo dos negociaciones
Se otorgó un 30 por ciento de aumento de sueldo, entre febrero y julio. Los docentes salteños cerraron el 2015 con un 30 por ciento de incremento salarial otorgado en dos momentos del año. En el primer semestre, los trabajadores de la educación percibieron un 25 por ciento en dos escalas, mientras que en el segundo semestre cobraron el 5% restante en una sola cuota los primeros días de agosto.
A partir del 1 de octubre, las asignaciones familiares quedaron en $675 por hijo, lo que de acuerdo al Ministerio de Educación representa un 47 por ciento más con respecto a lo abonado a principios de año. En este punto, todos los sectores coincidieron en que Salta debería acercarse más a los $840 que otorga la Nación. También se otorgó una ayuda extraordinaria de $975 en noviembre, este mes y se cobrará en enero próximo.
En el marco de la transformación a horas cátedras del cargo de un maestro de grado, este quedó en 2015 en 18,5. Con respecto a la merma de la carga horaria de los profesores secundarios, esta pasó de 66 a 63 durante el primer semestre, quedando pendiente la reducción de una hora cátedra a partir del 1 de enero del 2016.
Además, se acordó una mejora de las zonas extraurbana y desfavorable, el pago a celadores cuando cumplan tareas de maestros frente a grado (que aún no se reglamentó) y la nueva modalidad de pago del aguinaldo a interinos y suplentes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora