"Como fundación tenemos un amplio objetivo, que es promover la inclusión, dar apoyo, contención y sobre todo informar a las familias sobre el síndrome de Down", fue el concepto que lanzó Roberto Godoy, presidente del nuevo consejo de administración de la Fundación Síndrome de Down de Orán.
El directivo asumió el cargo el pasado 12 de octubre y lo acompañan José Elías Calisaya como vicepresidente, Susana Leiva en la secretaría y Teresa Albornoz como tesorera.
Después de mucho tiempo de trámites y gestiones, lograron obtener la personería jurídica que lleva el número 303 y, con la documentación en regla, ponen todo el esfuerzo para avanzar en programas y proyectos para el crecimiento de la institución.
"Tenemos mucho que aprender, pero mucho más por hacer", remarcó Godoy, mientras limpian y cercan el terreno entregado en comodato por el Instituto Provincial de Vivienda. Está ubicado en Esquiú esquina Paraguay, en el barrio 20 de Febrero, y allí prevén construir el edificio que tanto anhelan, aunque necesitarán la ayuda del Estado y la comunidad.

Tareas ininterrumpidas

Por su parte, el vicepresidente Calisaya contó que hasta tanto puedan levantar una infraestructura adecuada en el predio, están "en la búsqueda de un lugar para que los niños no dejen las actividades que realizan gracias a la buena voluntad de los profesionales que trabajan ad honorem".
Explicó además. "Nos habían ofrecido un espacio dentro de la congregación católica Siervos de la Caridad (conocida en Orán como los Guanelas, en honor al creador de la orden, el sacerdote Luigi Guanella). Estamos agradecidos por ese ofrecimiento, pero la distancia, la poca accesibilidad y la falta de transporte hacen imposible tener actividades permanentes".
Sin dudas, este grupo le pone el corazón y el físico a un proyecto que busca brindar un servicio no solo a los niños y adolescentes, sino también a sus padres, convencidos de que encontrarán la ayuda que necesitan.

La institución

La Fundación Síndrome de Down fue inaugurada el 21 de marzo de 2013, con el objetivo de capacitar, gratuitamente, a los niños y adolescentes y equiparar las oportunidades laborales. La finalidad es atender a los chicos y adultos en forma integral, no solamente desde lo terapéutico sino desde lo social y para su inserción en la vida productiva y laboral.
Por eso la fundación ofrece el apoyo específico de profesionales especializados en estimulación temprana, fisioterapia, psicopedagogía y talleres previstos para trabajar en la atención y contención a padres y familiares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora