El comentario sorprendió. Mientras se refería sobre el secuestro del niño de 10 años, que fue liberado hoy tras estar encerrado en un cuarto de un hotel, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich reveló que la policía descubrió y detuvo esta madrugada a un grupo de sospechosos que portaban bombas molotov, en el barrio porteño de Belgrano.
"Hoy a las 5 de la mañana agarramos un auto con 6 personas, con bombas molotov y un montón de elementos que iban a Plaza de Mayo", subrayó la jefa de las fuerzas policiales nacionales. "Hoy a las 5 de la mañana agarramos un auto con 6 personas, con bombas molotov y un montón de elementos que iban a Plaza de Mayo", subrayó la jefa de las fuerzas policiales nacionales.
Bullrich asoció este episodio con "situaciones de violencia y de control de calle de parte de grupos que permanentemente están haciendo movilizaciones. Nosotros tenemos que tener mucho cuidado en no entrar en provocaciones que buscan poner al Gobierno en una situación límite, los niveles de violencia son altos", expresó. "Todos los días hay una provocación", insistió.
La presunción y lectura de Bullrich coincide con el campamento que iniciaron anoche cooperativistas y organizaciones sociales de izquierda frente a la Jefatura de Gobierno porteño. Los manifestantes le exigen a Horacio Rodríguez Larreta que cumpla con el compromiso asumido de incorporar a 250 desocupados en la Ciudad.
En este sentido, asoció lo ocurrido con este grupo para dar cuenta de "la complejidad del problema" que reviste la aplicación del protocolo antipiquetes en la Capital Federal. "La Ciudad tiene su propia policía y trabaja a su manera, tiene un trabajo extra por los piquetes, pero los vecinos tampoco se pueden quedar sin policía" para las seguridad, planteó. "Es una discusión federal, el 8 y 9 de junio vamos a tomar una decisión final en el Consejo Federal de quién (qué Provincia) lo va a aplicar y quien no", precisó.
Además, recordó el desagradable momento que sufrió el exministro de Economía, Axel Kicillof, cuando un desconocido le lanzó una patada mientras llevaba a su hijo a la escuela, en el barrio de Colegiales Además, recordó el desagradable momento que sufrió el exministro de Economía, Axel Kicillof, cuando un desconocido le lanzó una patada mientras llevaba a su hijo a la escuela, en el barrio de Colegiales
, y varios padres salieron a frenar al agresor.
Sobre el atacante, Bullrich dijo que "esa persona había hecho inteligencia y estaba parada en el lugar, fue adrede, no alguien que pasaba por la calle y no le gustó Kicillof. Estamos investigando porque hay mucha preocupación con este tipo de episodios. Lo mismo pasa con la exESMA y las llamados intimidatorias de todos los días (que recibe)", afirmó la ministra. "Tenemos que bajar la violencia. El Presidente quiere unir a los argentinos y bajar el nivel de agresión", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


enrique alcala
enrique alcala · Hace 6 meses

Montoneros armados a cargo de la yegua.

germán palacios
germán palacios · Hace 6 meses

hay que empezar de vuelta la guerra contra los terroristas subversivos. es lo que hizo la kretina en todos estos años: armar guerrilleros disfrazados de militantes. a subirlos a un avión y al mar, muertos los perros se acaba los kirchneristas.


Se está leyendo ahora