Un hombre que pasaba esta tarde por la calle General Güemes al 1000, sin razón alguna destrozó la puerta de vidrio de un consultorio odontológico.
Al parecer en ese momento se encontraba fuertemente bajo el efecto de alguna droga y no respondió ni siquiera ante el intento de un paciente que quiso detenerlo cuando se dispuso a ingresar en el consultorio violentamente.
En su furia golpeó una puerta de vidrio hasta romperla y sufrir heridas cortantes con las que perdió mucha sangre, razón por la cual fue trasladado hasta el hospital San Bernardo en código rojo donde era atendido en calidad de demorado por la Policía.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 10 meses

Los locos, AL MANICOMIO,


Se está leyendo ahora