Anoche, un vecino de 34 años domiciliado en el barrio 126 viviendas salió del baño, resbaló, cayó fuertemente al suelo golpeándose la cabeza y falleció.
La autopsia diagnosticó la causa de su muerte por un "traumatismo encéfalo craneano grave, caída accidental fractura tercera cervical no presenta signo de violencia".
El extinto fue encontrado por su padre, quien fue a visitarlo y al no obtener respuesta ante reiterados llamados a la puerta, ingresó a la fuerza al domicilio. Tras el hallazgo el hombre acudió a buscar el acompañamiento de una enfermera vecina y constató que su hijo se encontraba sin vida. La situación fue corroborada luego por un profesional del hospital zonal.
Por disposición del Fiscal Penal Rosario de la Frontera dispuso se realice autopsia y se haga entrega del cuerpo del extinto a los familiares para su inhumación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora