"Un horror". Fue una de las expresiones que se escucharon ni bien trascendió de manera pública la muerte de un hombre que terminó aplastado por las ruedas de un colectivo.
Una enorme indignación causó la noticia entre los lectores de este matutino y los salteños en general, ya que una vez más el chofer de un transporte público fue protagonista de un tragico hecho al arrancar el rodado antes de que el pasajero pudiera subir.
"El señor quiso subir al colectivo, iba con su mujer, ella pasó primero y él se quedó atrás para ingresar a la unidad, pero el chofer arrancó. El hombre en su intento de subir cayó y una de las ruedas del colectivo le pasó por arriba de la cabeza", fue el crudo relato que un lector hizo a través del WhatsApp de este medio sobre el siniestro que le costó la vida a Alfredo Alberto Prieto, de 48 años, en el barrio Libertad.
"Pobre hombre, su cabeza quedó aplastada en el pavimento. Fue muy duro lo que vivimos anoche (por el lunes) todos los que estábamos en el lugar", agregó el lector. Tras el accidente llegó un móvil de la comisaría de barrio Solidaridad, personal del Samec y peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF). Al conductor de la unidad del corredor 7C se le hizo una identificación simple y se le realizó la extracción de sangre para detectar si había consumido alcohol.
El trágico hecho viene a engrosar la cifra de víctimas fatales en siniestros viales. En lo que va del año, en toda la provincia, la Policía de Salta contabiliza 164 muertes. Desde la Fiscalía de Graves Atentados Contra las Personas número 3 ordenaron que en el lugar se hiciera presente personal de Criminalística y el médico legal de la Policía, además del personal de Bomberos para que levante el cuerpo de la infortunada víctima.

No es la primera vez

El 23 de septiembre a las 20.40 una mujer reclamó a la empresa Saeta por el imprudente accionar de un chofer de la línea 8C, quien en ese momento también puso en movimiento el transporte cuando sus hijos descendían del mismo. "Bajé con mi hijo de 4 años y cuando fui a recibir a la nena de 6 el chofer arrancó y no le dio tiempo a bajar, logré tironearla del brazo y bajarla a la fuerza, mientras el colectivo nunca se detuvo. Fue horrible", contó la joven madre.
Hechos como este son un peligro latente por la imprudencia de quienes están al comando de un transporte de pasajeros. Si bien no todos hacen lo mismo, el reclamo de los pasajeros es generalizado en contra de las distintas líneas de transporte que circulan en la ciudad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan gomez
juan gomez · Hace 1 mes

LES GUSTE O NO PUSIERON PATOTEROS A CARGO DEL TRANSPORTE DE PASAJEROS. HAGANSE CARGO.

BELEN RODRIGUEZ
BELEN RODRIGUEZ · Hace 1 mes

el dia 21 de agosto un chofer tambien de la linea 7 aplasto a un chico del barrio pinares..


Se está leyendo ahora