*

Un interno pidió "un lugar más seguro" tras recibir un puntazo
Mientras espera casi en soledad las salidas transitorias después de más de tres años de condena en el penal de Villa Las Rosas, el interno Darío Hernán Rojas Gómez, de unos 25 años, fue apuñalado el domingo por la noche. El motivo obedece a un aparente recelo que los mismos internos tendrían contra él. Fue acusado y condenado hace tres años por el delito de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de la hermana de su ahora expareja.
Próximo a cumplir su condena y gozando del buen comportamiento que mantuvo durante el tiempo que estuvo en el penal, el mismo recluso pidió a las autoridades de la unidad carcelaria de villa Las Rosas ser trasladado a un lugar más seguro. La casi desesperada solicitud surgió luego de que el domingo a la noche fuera apuñalado por uno de los reos. Según el abogado de Gómez, el doctor Roberto Reyes, solo faltan algunos trámites, como el informe ambiental donde el muchacho residirá mientras tenga la posibilidad de salir del penal de manera transitoria.
Frente a la agresión, las autoridades del penal fueron advertidas sobre la situación. El abogado defensor de Rojas Gómez presentó ayer una nota en el Juzgado de Ejecución de Sentencias y Detenidos de Primera Nominación para que su defendido sea trasladado a un pabellón donde se le garantice plena seguridad. "El Juzgado de Ejecución deberá encargarse de arbitrar los medios necesarios para cuidar la integridad física de esta persona", expresó el doctor Reyes.
Se trató de un hecho muy grave, en el que se vuelve a exponer, una vez más, la delicada situación en el interior del penal provincial. Si bien los motivos del ataque contra Rojas Gómez todavía no fueron aclarados, la agresión y el puntazo existió, y dado que el hombre pudo salir airoso del hecho, las amenazas siguieron y fueron denunciadas por el mismo interno.
Según le contó el padre del interno al letrado, Gómez goza de un comportamiento ejemplar en la Unidad carcelaria, motivo más que suficiente para que el resto de los internos se subleve contra su persona. Después de tres años de condena, y próximo a conseguir su libertad, "su conducta sigue siendo excelente, nunca se metió con nadie y cumple con las garantías carcelarias, lo cual provoca enemistad con los otros internos", apuntó Reyes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...