*

Un joven de 18 años murió baleado en Colonia Santa Rosa
La incompatibilidad de dos grupos arrojó otra muerte. Un nuevo homicidio se produjo en Salta, el quinto en lo que va del 2017. La luz de Marcos Salazar, de 18 años, se apagó para siempre luego de ser alcanzado por una perdigonada de un cartucho calibre 38. El hecho aconteció en el barrio loteo Reyes de Colonia Santa Rosa. La Brigada de Investigaciones de Orán junto al personal de la comisaría 23 detuvo a tres jóvenes de 16, 18 y 23 años sindicados como los autores del crimen.
El asesinato se produjo cuando la víctima y sus amigos estaban reunidos y se cruzaron con otra banda. Estos últimos regresaban luego de haber festejado y conmemorado el día del Gauchito Gil. Tras las celebraciones del santo popular, donde habían ingerido abundante alcohol, el grupo perteneciente al barrio 20 de Junio se cruzó con el de Loteo Reyes y se armó la trifulca. Cegados por la violencia, se armó una gran batahola.
Al parecer desde el grupo del barrio 20 de Junio sacaron un arma y efectuaron un disparo que impactó en el cuerpo de Marcos Salazar. Del descontrol y la locura, la situación pasó a la tensión extrema. El joven Zalazar cayó mortalmente herido en una gresca en la que los grupos dirimían el poder barrial, que pasó los límites de una simple pelea entre "grupos antagónicos". Un nuevo homicidio se había cometido en la provincia.

Le perforaron el cuerpo

Según fuentes policiales, el cartucho calibre 38 que hirió a Salazar abrió un abanico de perdigones que se incrustaron en la humanidad del joven provocándole múltiples heridas. Pese al dolor y ante el convulsionado momento en el que varios de sus "camaradas" huyeron del lugar, el joven se trasladó como pudo hasta el hospital local. Los médicos constataron las heridas producidas por un arma de fuego y alertaron a la Policía sobre lo ocurrido. Marcos fue trasladado en código rojo hasta el hospital San Vicente de Paul, en Orán, donde llegó sin vida.
Pasaron solo nueve días del 2017 y la violencia desatada en Salta preocupa sobremanera. En menos de una semana, desde el jueves pasado, cinco personas fueron brutalmente asesinadas. De esos crímenes, dos fueron femicidios. La muerte del cambista salteño, Felipe Torres, en esta capital; dos femicidios en menos de 24 horas en una celda de villa Las Rosas y en la vía pública en Tartagal: Andrea Neri (20) y Élida Santillán (35), respectivamente, fueron las víctimas; sumados a los homicidios perpetrados ayer en el barrio Norte Grande de esta ciudad y en Loteo Reyes de Colonia Santa Rosa.
La Brigada de Investigaciones de Orán junto al personal de la comisaría 23 encontraron un arma tumbera en el lugar del crimen.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...