Un joven relató la odisea que vivió anoche cuando debió abordar junto a su novia un colectivo de la línea 6C de SAETA. Primero debió esperar 30 minutos para que llegue uno, como estaba lleno, el chofer decidió que ingresen sólo 3 pasajeros, y el resto se quedó con "las ganas". Cuando atrás frenó otro que une La Caldera con Salta Capital comenzó el "calvario" del joven y su novia que detalló de la siguiente manera.
"El lunes estuve esperando junto a mi novia el colectivo de la línea 6C en la parada ubicada en el Templete de San Cayetano. Llegamos a ese sitio a las 19.15. La primera unidad llegó al lugar repleto de gente media hora después (eso ya es un desatino cuando se trata de una hora pico) y el conductor solo dejó subir a 3 personas. Luego, atrás, llegó un ómnibus que une La Caldera con Salta Capital. El chofer frenó la unidad 20 metros antes de la parada. Tomé la decisión entonces de correr junto a mi novia hacia el colectivo para poder abordarlo, ya que la espera se hacía interminable. Primero subí yo, atrás, muy cerca mío, lo hizo mi novia. Fue entonces que el chofer de muy mala manera tomó la decisión de cerrar la puerta justo cuando ella se encontraba en el primer escalón. Debí reaccionar y frenar la puerta del colectivo porque sino le daba de lleno en la cara a mi novia y la lastimaba o por el impacto podía caerse al asfalto", el dijo a El Tribuno a través de WhatsApp, Daniel Tilca, de 19 años.
Y prosiguió su relato lleno de furia e impotencia por la falta de respeto que sufrió por parte del conductor . "Le dije que pare, que había muchas personas esperando desde hacía mucho tiempo el colectivo y comenzamos a discutir. Yo en ningún momento le falté el respeto. El tomó la medida de no dejarme pasar la tarjeta y me increpó que yo era un secundario que anda paseando (aclaro que estudio en la UNSa), y luego lanzó unos insultos "Le dije que pare, que había muchas personas esperando desde hacía mucho tiempo el colectivo y comenzamos a discutir. Yo en ningún momento le falté el respeto. El tomó la medida de no dejarme pasar la tarjeta y me increpó que yo era un secundario que anda paseando (aclaro que estudio en la UNSa), y luego lanzó unos insultos. Al bajar tomé el número de colectivo 652, la Patente MPO 634 de La Caldera. Ya realicé la denuncia a la AMT-SAETA por todo lo ocurrido y me respondieron que los colectiveros tienen la obligación de levantar a los pasajeros.
Uno no tiene por qué aguantar este maltrato de un chofer que está dando un servicio público: primero no frenan, después no te dejen subir, y encima te falten el respeto y te cierran la puerta en la cara, situación que puede terminar con alguna persona herida. El número de AMT y SAETA para hacer reclamos es 0800-444-7400. Lo dejo para que el usuario en general denuncie cualquier tipo de maltrato por parte de los choferes. Si todos hacemos esto como ciudadanos, podremos comenzar a cambiar las cosas. Si nos quedamos callados, seguiremos tratados como ganado".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...