Desde hace dos años el Centro de Jubilados y Pensionados de Rosario de la Frontera implementó una loable acción en beneficio de los jóvenes rosarinos. La misma consiste en otorgar una beca de estudio al alumno con el mejor promedio del establecimiento educacional de nivel primario, que sale sorteado entre todas las instituciones educativas del medio, y que finaliza el ciclo para ingresar al secundario.
"Los recursos salen de un incentivo que el PAMI envía a los centros por los talleres que se dictan, es decir, una parte de ese dinero lo volcamos en nuestros jóvenes que deseen seguir sus estudios como una manera de superarse en la vida, y es una forma de contribuir desde nuestro espacio con la comunidad rosarina, en este caso, qué mejor hacerlo con nuestros jóvenes", explicó el presidente del Centro, Oscar Sarmiento.
Diego Michael Caro, de 13 años, fue el alumno que mejor promedio obtuvo el año pasado en su escuela, en este caso la Pachi Gorriti. Hoy el joven cursa sus estudios secundarios en la escuela de Educación Técnica N§ 3103.
Sarmiento comentó que el año pasado la institución quiso que sea la escuela Pachi Gorriti la que saliera favorecida para elegir al mejor promedio del séptimo grado.
En ese sentido dijo. "Por decisión unánime de la comisión directiva tomamos esta determinación, teniendo en cuenta que dicha escuela nos brinda su salón de actos sin cargo alguno, para que presentemos las obras de teatro".
En cuanto al año en curso, Sarmiento dijo que implementarán "un sorteo para que sea una forma democrática de otorgar el beneficio entre todos los establecimientos educativos de la ciudad. La escuela que salga sorteada será la responsable de elegir al mejor promedio"
Así, el joven que acceda a la beca deberá presentar un certificado de finalización del nivel primario y una copia de la constancia de inscripción en el secundario, constancia de alumno regular a mitad de año y otra al finalizar el ciclo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora