Mario tiene 73 años y hasta hace unas semanas su vida transcurría en el abandono y la indiferencia. Su casa era el basurero de la ciudad de Metán, donde revolvía entre los desechos para poder comer y dormía en una heladera con un colchón despedazado que hacía las veces de cama. Hasta que se los quemaron.
Transcurría mayo cuando Maximiliano Díaz, un joven de 22 años, fue al basural a dejar unos desechos. Fue entonces cuando vio al anciano, lo saludó con la mano y éste le devolvió una enorme sonrisa.
Sería el comienzo de una amistad que trascendería la diferencia de edad y las limitaciones físicas: Mario es sordomudo, pero se hace entender igual.
Desde ese día, Maximiliano comenzó a ir seguido para llevarle comida y otros enseres, y también para quedarse durante horas a "escuchar" las historias que Mario entretejía con señas y gestos.
"Desde la primera vez que lo vi, me sentí muy mal por cómo vivía. Cuando lo visitaba en el basural, él hacía mate en un tarro de leche Nido y me quedaba horas. Así nos hicimos amigos", señala Maxi.
Más allá de la genética
El joven se encariñó tanto con el abuelo que la semana pasada lo llevó a vivir a su casa. El joven también es humilde, pero su generosidad lo desborda y queda evidente en sus acciones.
El primer paso fue llevarlo al hospital local e informar a la Justicia para determinar la identidad del anciano y que se localice a sus familiares.
Pero además, el joven, oriundo de J. V. González, organizó una campaña para recolectar ropa y calzado para el anciano.
"El abuelo es pura sonrisa, no tiene maldad ni vicio alguno. Dormía bajo un árbol y se tapaba con plásticos. Unos chicos le quemaron los colchones y se quedó sin nada. También le querían pegar. Decidí traerlo al ver que nadie hacía nada por él", contó Maximiliano.
Una casualidad
Los chequeos del hospital salieron muy bien, según cuenta Maxi. Y fue allí donde una sobrina del anciano lo reconoció. "Se llama Mario Gregorio Delgado y nació en 1942. Aparentemente, la familia no quiere hacerse cargo del abuelo, pero hay una sobrina que sí. No sé si él querrá irse. La gente que vive cerca del basural me decía que no iba a querer venirse conmigo, que no se iba a querer bañar, pero se vino conmigo y la primera vez que se bañó se quedó una hora en el baño contento", relató Maxi.
Una historia de servicio
Maxi trabaja en una funeraria de Metán, donde vive en una pequeña pieza. Ante la falta de espacio, alquiló una habitación en frente de la funeraria, ubicada en la calle Salta al 200, para que el abuelo pudiera descansar tranquilo.
"El dueño ya no me quiere alquilar porque teme que el abuelo sea abandonado ahí. Pero él está conmigo todo el día. Me encargo de vestirlo, bañarlo y le hago el desayuno y la merienda. Solo retorna a dormir", dice Maxi, confiado en que encontrará una solución.
Cuenta que lo que más le gusta a Mario es ver tele y charlar. Violeta, la encargada de la funeraria, le cocina a los dos. "El abuelo tiene muy buen humor, es pura sonrisa. Su familia decía que Mario se escapaba, pero conmigo se queda siempre. Nunca se va", señala Maxi.
Cuando se le consulta el porqué de su acción, este joven ejemplar no duda. "Mi papá tiene 74 años y lo tengo lejos lamentablemente. Hoy nos olvidamos de los abuelos y hay que ayudarlos, tienen mucho para dar. Todos seremos viejos. Hay que tratarlos como nos gustaría que nos traten", reflexiona Maxi.
Un cariño más allá de lo genético
Maximiliano decidió compartir sus tardes con el abuelo Mario, a quien le encanta contar historias. "A pesar de su limitación física, se hace entender muy bien. Algunas palabras dice y con eso nos entendemos mucho. Solo espero que si alguien de su familia se hace cargo del abuelo, éste no vuelva a escapar, como ya hizo anteriormente. Es una persona que es pura sonrisa", dice el joven.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Maximiliano Diaz
Maximiliano Diaz · Hace 11 meses

Hola Gracias por todos los mensajes ,me ponen muy contento les dejo mi Facebook es Maxi Diaz , mi whatsapp o telefono es 3877-536070 Muchas Gracias Por ayudarme a ayudar , Abrazos .

Nely Soto
Nely Soto · Hace 11 meses

Hola me gusta esa actitud del joven, quiero ayudar te mando mi coreeo tratá de comunicarte y que la sobrina le gestione una pensión asi van a estar mejor y va tener obra social y va poder encontrar un lugar digno donde estar más tranki mi correo sotonelly@live.com.ar o algun tel donde llamar.-

COSME FULANITO2
COSME FULANITO2 · Hace 11 meses

Capooo maxiiii

Maximiliano Diaz
Maximiliano Diaz · Hace 11 meses

Hola Muchas Gracias , Soy Maxi mi numero de teléfono o Whatsapp es 3877-536070 Gracias por ayudarme ayudar .

Andrea Núñez
Andrea Núñez · Hace 11 meses

Estos son los jóvenes que deben estar en primera plana en los periódicos. Gente que trabaja, se esfuerza, es generosa. Esta es la clase de joven que el país necesita para salir adelante. Gracias a Maxi, el mundo es hoy un lugar un poquito mejor.

Maximiliano Diaz
Maximiliano Diaz · Hace 11 meses

Muchas Gracias Por tus palabras : )

Néstor Salvador  Vilte
Néstor Salvador Vilte · Hace 11 meses

Cómo puedo hacer para comunicarme con Maxi, T.E. ó celular, faceboock ó email. Mi intención es colaborar y ayudarlo en lo que pueda en este hermoso gesto de solidaridad. mi correo es nvilte04@gmail. com. Gracias por atender este pedido de un asiduo lector de este prestigioso medio de comunicación.

Aldo Loto Ach?val
Aldo Loto Ach?val · Hace 11 meses

Excelente noticia