El juez federal Sebastián Casanello rechazó ayer una denuncia contra el presidente Mauricio Macri por "abuso de autoridad", a raíz de la serie de decretos de necesidad y urgencia (DNU) que dictó desde el inicio de su gestión.
Lo hizo luego que el fiscal federal Federico Delgado pidiera el archivo por inexistencia de delito a partir de la denuncia hecha por los abogados de la Liga Argentina por los Derechos Humanos, Leonel Curutchage y Raúl Schnabel.
En su resolución, Casanello tuvo en cuenta el dictamen del fiscal Delgado, para quien no existió delito pese a que cuestionó la "legitimidad" de la reiterada utilización de decretos en las últimas semanas, con el Congreso Nacional en receso.
Algunos de ellos fueron para reformar el AFSCA y remover a su entonces titular Martín Sabbatella, así como para introducir modificaciones clave en la ley de medios o nombrar a dos juristas "en comisión" para integrar la Corte Suprema de Justicia, lo que están siendo revisados ahora por una comisión bicameral en el Parlamento.
Según indicó la denuncia, los funcionarios cometieron el delito de "abuso de autoridad" y "sedición agravada" por "traición a la Patria", al impedir el libre ejercicio de las facultades del Congreso.
"Frente a la solicitud del fiscal de desestimar el sumario por considerar que los hechos denunciados no constituyen delito, el juez considera que en el presente caso están satisfechos", explicó Casanello

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora