A pesar de los ánimos oficiales para que la inseguridad siga siendo una "sensación" y deje de ser un tema recurrente y de todos los días en los barrios periféricos y centrales de la provincia, los robos en sus distintas formas son cada vez más. Según fuentes cercanas a El Tribuno, ligadas a la fuerza pública, en Salta se denuncian a diario entre 45 y 50 hechos que tienen que ver con algún tipo de robo, y en la ciudad entre 12 y 15, aproximadamente. Según señalan, las cifras lejos de estancarse van en aumento. El domingo por la noche un ladrón fue sorprendido por un vecino quien tras correr algunos metros lo interceptó y le propinó una feroz golpiza, al punto tal que casi lo mata. El delincuente tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital San Bernardo, donde quedó internado con custodia policial.
El hartazgo generalizado de una sociedad cada vez más castigada por los hechos que a diario soporta, no solo con la inseguridad sino también en otras áreas, ha conducido a los ciudadanos a ser los encargados de hacer "justicia por mano propia", como en este último acontecido en una vivienda de calle San Juan al 2500 de esta ciudad. El domingo a la noche la propietaria de la vivienda, de apellido Tapia, llegó a su casa y se sorprendió al ver al ladrón tratando de llevarse una bicicleta. Lo primero que hizo fue gritar pidiendo auxilio, alertando de lo que estaba pasando, y sus alaridos llegaron a oídos de su vecino, un joven identificado como Ramiro Torres, quien no dudó en intervenir.
El joven Torres, de unos 20 años, en ese momento no midió las consecuencia y velozmente actuó en el intento de robo, exponiendo no solo su vida sino también la de su vecina. El maleante al ver la presencia del joven sacó un arma blanca y trató de intimidarlo con vociferaciones y amenazas. Sin embargo, y tras un breve forcejeo, el ladrón decidió darse a la fuga, siendo perseguido por el joven vecino por calle San Juan. Torres logró alcanzar al delincuente y al acercarse pudo tumbarlo y en la caída el ladrón impacto su cabeza de manera violenta en el asfalto, quedando tendido y emanando sangre.
De inmediato profesionales del Samec fueron alertados y llegaron al lugar donde seguía tendido el ladrón. Lo subieron a la ambulancia y trasladado con custodia policial hasta el San Bernardo, donde le diagnosticaron "herida en cuero cabelludo con traumatismo encéfalo craneano". Según fuentes oficiales, el ladrón fue identificado como Martín Tejerina, de 36 años.
Se trató de un robo más que a diario es denunciado en alguna de las comisarías o subcomisarías de la ciudad y la provincia, un hecho delictivo en el que en esta ocasión el ladrón sufrió el linchamiento de un civil, un joven vecino que no dudó en intervenir y logró reducir al malviviente dejándolo en la guardia del hospital. Acciones de inseguridad que de ninguna manera deberían terminar en manos de los ciudadanos, ya que en una sociedad civil con un Estado de derecho, se supone que los actos están controlados y garantizados por la ley.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


alejandro pérsico
alejandro pérsico · Hace 4 meses

jajajajjajaa... tras la caida casi se desnucaaaa? o casi lo desnucan? jjajajajjajajajjajaa que se cague el ladron....pero si se desnucaba y se moria? el joven héroe pasaria a ser el joven asesino y estaria preso por esta justicia que tenemos :/

Re KennethU
Re KennethU · Hace 4 meses

Muy mal por parte del Tribuno el publicar los nombres de la víctima del robo y su defensor. Espero que el golpe en la cabeza lo vuelva mejor persona al ladrón.

Luis Ricardo Díaz
Luis Ricardo Díaz · Hace 4 meses

QUÉ LÁSTIMA QUE NO SE MURIÓ. HUBIERA SIDO UNA LACRA MENOS.


Se está leyendo ahora