El ingenio debe agudizarse cuando las comunicaciones se complican. Por eso, pobladores de Lumbreras, en un área próxima al puente sobre el Juramento, pusieron una silla bajo un paraíso en el único lugar donde se puede captar señal y hablar tranquilamente por celular.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora