Un nene de 7 años jugaba en el auto de su papá, encontró un arma de fuego y se disparó en la cabeza. Ahora se encuentra internado, en grave estado, en un centro médico de Mar del Plata. El hecho ocurrió el jueves a la tarde, cuando el padre cortaba el pasto en el jardín de su casa hasta que escuchó un disparo. Al llegar corriendo a su vehículo vio a su hijo gravemente herido.
Según informó el portal 0223.com, el hombre llevó al nene hasta una unidad sanitaria en Vivoratá, donde el chico fue estabilizado para luego ser internado en el hospital Materno Infantil. Allí fue operado.
"El disparo ingresó por la región frontal y el proyectil quedó alojado en la región occipital, pero ya pudo ser extraído y el menor permanece internado en terapia intensiva. Su estado es muy grave", dijeron desde el centro médico. "El disparo ingresó por la región frontal y el proyectil quedó alojado en la región occipital, pero ya pudo ser extraído y el menor permanece internado en terapia intensiva. Su estado es muy grave", dijeron desde el centro médico.
En la salita de primeros auxilios quedó estacionado el auto en donde se produjo el hecho. Hasta allí se acercó personal para requisarlo por cuestiones de urgencia y secuestró el revólver calibre .32 que estaba en su interior.
Al momento del hecho, en la vivienda estaban ellos dos solos, ya que el hermano mayor del nene herido se encontraba junto a sus abuelos. Los vecinos, por su parte. dijeron a las autoridades que no habían escuchado la detonación, lo cual es posible debido a que las casas de la zona están muy alejadas entre sí.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora