*

Un niño internado por pirotecnia en la ciudad en el primer día del año
La celebración de los salteños para recibir el nuevo año no arrojó datos alarmantes, por lo menos en accidentes con el uso de pirotecnia y, sobre todo, en relación con lo que fue la asistencia médica en los hospitales cabecera de la ciudad.
Según los datos proporcionados por el hospital Público Materno Infantil, siete niños ingresaron para recibir asistencia médica por quemaduras generadas por pirotecnia. De ellos, uno solo permanece internado en cuidados intermedios del hospital. El niño ingresó durante la tarde del primer día del año porque le explotó un petardo en la mano.
El resto de los heridos, de entre 7 y hasta 14 años, presentaron quemaduras leves en la cara, manos y pies.
La guardia pediátrica del Materno Infantil tuvo mucho movimiento durante este fin de semana. En promedio se atendió a 300 niños, desde el viernes 30 hasta ayer. Las causas de ingreso fueron diversas pero se pueden mencionar diarreas, vómitos, cuadros respiratorios y también quemaduras por el uso de cohetes.
Los incidentes por el uso de pirotecnia en niños se registraron a partir de las 00.30 del primero de año.
Se informó que durante el 31 de diciembre de 2016 no hubo ingresos en el hospital de niños con este tipo de heridas.
En el hospital de la zona sudeste, el Papa Francisco, el balance fue positivo ya que no se registraron casos de gravedad por quemaduras y seis niños ingresaron con lesiones leves. Lo que prevaleció fue la asistencia a personas con dolencias abdominales.
Pablo Mirabel, médico a cargo de la guardia del hospital Papa Francisco, comentó que desde las 8 del primero de enero no recibió ningún paciente con politraumatismo o con agresiones físicas.
El profesional le contó a El Tribuno que recibieron dos personas con heridas cortantes, que necesitaron sutura. Una de ellas ingresó con una mordedura de perro y la otra con una lesión ocasionada por una caída en altura.
Mirabel destacó el bajo nivel de actividad con pacientes de gravedad que tuvo el centro médico y que no hubo personas adultas con quemaduras. El especialista destacó que en las primeras horas del día se recibieron 30 personas con patologías abdominales.
Desde el sector pediátrico del hospital de la zona sudeste se dio tratamiento a seis chicos por quemaduras, pero ninguno de gravedad.
En el San Bernardo se supo que la actividad de la guardia de emergencias no fue superior a cualquier otro día de la semana, según voceros de ese centro médico. Se registraron dos adultos con lesiones por uso de pirotecnia, aunque no trascendió la gravedad de sus heridas.
Aunque la cantidad de niños asistidos en las guaridas de emergencias no revistieron heridas graves, desde cada centro médico público reiteraron el pedido de que la pirotecnia debe ser manipulada solo por adultos.
En 2015, para esta misma época, en el hospital Materno Infantil hubo cuatro niños que ingresaron con lesiones leves de pirotecnia.

Lo que quedó de Navidad

En el Materno Infantil, el saldo de esta fiesta de fin de año sobre lesiones generadas por el uso de pirotecnia fue menor que en Navidad. De un total de 15 niños asistidos para esa fiesta, dos fueron casos graves. Uno de ellos fue derivado desde el norte provincial y se le diagnosticó úlcera en la cornea. También presentó lesiones en los ojos y cara. Ese niño permaneció internado en el hospital hasta el jueves 28 de diciembre. El otro chico, oriundo de la ciudad de Salta, presentó quemaduras en la cara y ambas manos con lesiones de gravedad.
Estos casos se registraron el 28 de noviembre y 3 de diciembre. El resto se registró desde el 23 y hasta el 26 de diciembre. Luego, el resto, se registraron el 1 de enero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...