El escándalo por la detención de una secretaria de la Cámara Federal de Casación Penal tuvo ayer un nuevo giro, luego de que el juez acusado, Carlos Gemignani, denunciara que en las cajas en cuestión había equipos enviados por el Ministerio de Planificación Federal de Julio De Vido a modo de "dádivas" y que no habrían sido correctamente inventariados.
Tras ser denunciado ante el Consejo de la Magistratura, Gemignani hizo otra presentación en ese organismo contra la jueza Ana María Figueroa, quien durante el 2015 ejerció la presidencia de la Cámara Federal de Casación Penal, en la que advirtió que durante ese período desembarcaron los equipos girados por el Ministerio "como una especie de dádiva para los integrantes de la Cámara".
Gemignani y Figueroa tienen viejas disputas políticas, intensificadas en el último año de gobierno kirchnerista, cuando recaló en la Sala que integraban ambos el planteo para definir la constitucionalidad del Memorándum con Irán por el caso AMIA.
En declaraciones a la prensa, Gemignani dijo que en las cajas que le había ordenado abrir a la secretaria María Elena Expucci "había televisores, computadoras y otros elementos de telecomunicaciones del plan Argentina Conectar", que desarrolló el Ministerio de Planificación.
"Yo denuncié el hecho porque advertí que su negativa (a abrirlas) tenía una porción de encubrimiento. Las cajas estaban en una sala que debía liberarse para realizar una videoconferencia y no tenían identificación de inventario, como el resto de los muebles del Poder Judicial. Esto es una irregularidad enorme porque no podemos recibir bienes de particulares ni de otro organismo de la administración pública. Nosotros tenemos la responsabilidad siempre de juzgar la conducta de los encargados de la administración nacional", sostuvo.
Gemignani señaló, además, que Expucci "trabaja para Figueroa" y agregó: "No hay dudas que sabía lo que era y por eso se negó a hacerlo. ¿Qué garantías de imparcialidad podemos tener si esas cajas estaban en la sala de audiencia?".
La detención
El hecho tuvo lugar el jueves por la mañana, luego de que Germignani le ordenara a Expucci realizar un inventario sobre el contenido de cajas que había en un despacho ubicado en el primer piso de Comodoro Py.
La mujer le dijo que ese rol no le correspondía a ella sino a la secretaria general que estaba en ese momento por arribar a Comodoro Py, pero Gemignani entendió que había desobedecido una orden suya y dispuso su detención.
Tras el incidente, la secretaria denunció ante el juez Daniel Rafecas a Gemignani por privación ilegítima de la libertad agravada: el magistrado escuchó el testimonio de la denunciante y el lunes le correrá vista a la fiscal Paloma Ochoa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora