Una Salta que ofrezca la mejor posibilidad de desplazamiento a ciclistas y discapacitados, con veredas anchas para ofrecer más seguridad a los peatones, aliviado tránsito de vehículos chicos y un diseño especial de recorrido para los colectivos del transporte urbano de pasajeros. Tal es la síntesis hecha por el arquitecto Gustavo Puerari, director de Proyectos de Arquitectura de la Municipalidad local, al referirse al plan estratégico que el municipio prepara con el propósito de reordenar el ya insoportable caos del tránsito.
En resumen, mejorar la calidad de vida como fin último. "Hay que pensar a la ciudad con una visión global y social, que sea lo más inclusiva posible. Por eso, conforme a la pirámide de usos de las arterias públicas, nosotros damos prioridad a peatones y discapacitados, con veredas anchas, y también a los ciclistas, con circuito propio", dijo el funcionario.
En estos días, desde la Municipalidad también se dieron a conocer más detalles del Plan de Reordenamiento Urbano del Área Centro.
"La idea es ampliar las veredas y cambiar la circulación del transporte público de pasajeros, evitando el ingreso de los colectivos al casco céntrico. Otros de los puntos a implementar es la semipeatonalización de parte del circuito religioso", dijo la secretaria del Obras Públicas, Beatriz Blanco.
El proyecto prevé la semipeatonalización de calles y avenidas como San Martín, San Juan, 20 de Febrero, 25 de Mayo, Santiago del Estero, avenida del Bicentenario de la Batalla de Salta y Belgrano.
Siete nodos en la ciudad
El plan está sustentado en siete nudos o nodos. Son puntos, sitios, donde se localiza una serie de actividades generadas a partir de un hecho arquitectónico, una onda expansiva urbana por el atractivo que genera o la necesidad de la zona.
Puerari señaló que los nodos se ubican siguiendo las vías del ferrocarril. "Nosotros ya nos estamos preparando para recibir el Plan Belgrano Cargas y la idea es que lo que se haga en este sentido esté dentro de un contexto pensado", anticipó.
Cada uno de los siete nudos se desarrollan a lo largo de ese eje norte-sur, indicó el arquitecto. Luego ejemplificó: "Si nos situamos en el nudo 1 (zona de los expiletones, en el norte) no puedo pensar en nada nuevo si no contemplo el entorno del barrio que actualmente está deprimido. En ese caso se tendrán en cuenta aspectos ligados a las necesidades del lugar, como es un espacio verde y lugares para actividades culturales, recreativas y de contención. Recién entonces, hay que pensar en el nudo, inclusive con actividad específica del ferrocarril en ese caso". Añadió que "esos nudos, a lo largo de la cuidad, van teniendo su impronta propia según los lugares donde se van ubicando. En el casco céntrico, habrá un nudo en la estación de trenes. Consideramos que es un nudo que está a escala urbana y va a ser solicitado por toda la ciudad por usos cultural y turístico. También habrá actividades relacionadas con el tren".
Lugar de tránsito
En paralelo, los técnicos trabajan sobre un análisis urbano que sitúa a la ciudad de Salta como "servidumbre de paso" entre el norte y el sur. "Por ejemplo, tenemos situaciones puntuales como es el caso de la unión de Vaqueros con Cerrillos, donde no existe una conectividad totalmente desarrollada, está trunca, la autopista se interrumpe. Entonces, la alternativa es ingresar al centro de la ciudad, sí o sí", explicó el funcionario.
Puerari agregó que situaciones parecidas se ven con algunas políticas institucionales ya tomadas como es, por ejemplo, la ubicación del CCM. "A esa altura, la Paraguay se transforma en un cuello de botella donde todo el mundo viene a hacer trámites y cuando hay vencimientos de impuestos, como ahora, es un caos, una congestión total", reconoció.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...