El tránsito en el macrocentro se tornó caótico, tanto que ayer por la tarde un ómnibus de Saeta por esquivar un vehículo se subió a la vereda de la repuestera del popular "Arturo gobernador".
Las placas de hormigón y una alcantarilla quedaron destruidas y "de milagro no hubo que lamentar víctimas", contaron los comerciantes de la zona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora