Un padre de familia de Tartagal, de profesión carnicero, denunció penalmente a su yerno tras comprobar que había golpeado a su hija por enésima vez y que la joven se encontraba sola junto a su bebé, tirada en el piso.
El carnicero, vastamente conocido en la ciudad de Tartagal, denunció en la comisaría 42 los padecimientos de su hija de 22 años a mano de un empleado bancario, su esposo.
Poco después de realizar la queja penal, denunció a nuestro medio las penurias que padece su hija y el estado de sometimiento a la que la llevó su pareja, al punto tal que no se animó jamás a denunciarlo.
En un mes que arrancó con una marcha nacional contra los femicidios, la violencia contra las mujeres no da respiro en Salta, una de las provincias más afectadas por este flagelo.
La denuncia
El padre de la joven, cuya identidad se encuentra resguardada por temor a represalias, denunció a un conocido empleado bancario de Tartagal que se desempeña como cajero.
En la denuncia asegura que el sujeto golpeó en forma salvaje a su joven esposa de 22 años de edad en presencia del bebé de ambos, de tan solo 2 años, y que luego de la brutal golpiza el sujeto se fue a jugar a una cancha de padle ubicada a metros de la comisaría 42.
Antes de dejar tirada a su esposa, producto de los golpes, solo le advirtió que no lo denunciara porque "por tu culpa me puedo quedar sin trabajo".
El hombre dijo a El Tribuno que estuvo a punto de ingresar a la cancha de padle "porque el chaqueño que llevo adentro ya se había subido al potro", confesó sin ambages.
Sin embargo, dijo el papá de la mujer golpeada: "Me detuve; estuve ahí de hacerla más grande".
Dijo que en 22 años ni él ni su esposa, que conforman una prestigiosa familia de la ciudad de Tartagal "le habían puesto una mano encima" a la joven, a quien calificó cariñosamente como "princesa".
Pero al verla tendida en el piso y a su nieto en sus brazos, le dio una ira incontrolable.
Dijo que llevó a su hija a la atención médica y que luego de esta diligencia se estaba dirigiendo hacia la cancha de padle pero fue frenado en sus impulsos al ver la comisaría 42 y su personal de servicio.
De vieja data
El hecho fue descubierto por el padre de la joven quien sospechando que su hija venía sufriendo malos tratos por parte de su marido comenzó a visitarla más seguido.
En la tarde del domingo llegó hasta la vivienda del matrimonio y de esta manera relató el desagradable encuentro con su hija: "La encontré toda golpeada, llorando abrazada a su bebé. Ahí me di cuenta que le tiene tanto miedo a este delincuente... en realidad, no es miedo, le tiene terror".
"Es algo tan terrible que mi hija me rogaba que no lo denunciara. Apenas pude convencerla de llevarla al hospital Perón, donde se confirmaron los golpes y contusiones que presentaba en todo el cuerpo, ­por Dios!", refirió el padre de la infortunada joven en momentos en que formalizaba la denuncia en la comisaría 42 de Tartagal.
El padre, quien también pidió la reserva en su identidad para preservar la de su hija, manifestó que "mientras esperaba que la atiendan en el hospital este delincuente que se echó de marido, le mandaba mensajes pidiéndole que no lo denuncie porque no quiere que su familia quede mal ante sus amistades y conocidos".
El hombre dijo, además: "Gracias a Dios descubrimos todo y solo nos queda esperar que la Justicia actúe".
"Siento una impotencia terrible porque su madre y yo la criamos con todo el amor del mundo, nunca supo lo que era un golpe. Pero tal parece que esta no es la primera vez que la golpea", afirmó.
Según el hombre, "muchas veces la vi golpeada pero ella insistía que podía ser accidental. O si le preguntábamos directamente respondía con una negación".
"Descubrimos que le tiene terror o pánico, la "sicopatea'' de tal manera que no quiere denunciarlo y, por el contrario, se siente culpable porque puede perder el trabajo o porque sus suegros pueden quedar mal ante sus conocidos", expresó totalmente conmovido por la situación.
La policía confirmó que el golpeador presta servicios en una institución bancaria de Tartagal, donde se desempeña como cajero.

Atención psicológica

La joven golpeada -según su padre- necesita atención psicológica urgente ya que no solo es agredida en su físico sino que está prácticamente quebrada.
Ayer, cuando el fotógrafo de nuestro medio quiso hacerle una imagen, la mujer minimizó los hechos y dijo: "Mi papá se apresuró a denunciar".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 5 meses

Nosotros, siempre liderando las encuestas: 1º en femicidios. - 1º en desnutrición infantil - 1º en desocupación juvenil , y una frontera donde traficas todo lo que quiera traficar.

Norberto Maidana
Norberto Maidana · Hace 5 meses

tenemos tres banco no es dificil de descubrir, es una basura. debe ser Trolo.

Davor Dovadija
Davor Dovadija · Hace 5 meses

asi es Leonardo Fabio, me destaco por ser pasivo. Dicen que al ingenuo hay que darle siempre la razon.

Ernesto Ordoñez
Ernesto Ordoñez · Hace 5 meses

¿Justicia? ¿A esa mierda se la llama justicia?

silvina   alderete
silvina alderete · Hace 5 meses

Lo mas grave de todo es la contestación de la victima al fotografo de "El Tribuno", ahi se reduce todo la causa.


Se está leyendo ahora