La quita de colaboración de los empleados de la firma de vuelos Latam en Salta tuvo consecuencias menos drásticas que en la Capital Federal. Solamente se suspendió una salida que estaba pautada para las 11:45 de la mañana y que tenía como destino final Aeroparque. Los vuelos fueron reprogramados durante la propia jornada.
No obstante, es el segundo día en menos de una semana que se producen cancelaciones y retrasos de vuelos en plena temporada turística de verano. La noche del 4 de enero fue un caos en el aeropuerto Martín Miguel de Gemes cuando no salieron seis vuelos de cabotaje por un desperfecto técnico en una torre de control de Córdoba.

Los efectos

Ayer, si bien algunos usuarios se mostraron hastiados por la dilatación de sus viajes, en líneas generales no se presentaron elocuentes protestas. Ordenadamente se organizaron en una fila para que los trabajadores de Latam les ofrecieran las opciones de reprogramación.
Como la mayor parte de los pasajeros tenía Buenos Aires como destino final, más allá de demorar la partida y el arribo, no se presentaron desavenencias mayores.
Sin embargo, un puñado de casos sufrió particularmente la suspensión del vuelo, ya que el tramo Salta-Buenos Aires era solo una escala en sus hojas de ruta.

Casos de malestar

Tal fue el caso de una familia ecuatoriana que vacacionó en la provincia norteña y que necesitaba llegar a la capital nacional para abordar otro viaje hacia Lima, adonde tomarían otro vuelo hacia su Quito natal. En su caso, el saldo fue bastante más penoso: se vieron impelidos a cambiar los otros dos vuelos que completaban su viaje.
El conflicto se inició porque los empleados de la firma privada solicitaron condiciones laborales y mejoras salariales que los acerquen a la situación de sus pares de Aerolíneas Argentinas, según le dijeron a este medio trabajadores locales de la empresa.
El Gobierno de la Nación intervino apenas un par de horas después de iniciada la protesta dictaminando la conciliación obligatoria. El apuro del Ministerio de Trabajo, denunciaron los trabajadores, responde a que el coordinador de Políticas Públicas del Gabinete presidencial, Gustavo Lopetegui, es el exCeo de la empresa de transporte aéreo.

En Buenos Aires

Debido a la huelga de tripulantes, una veintena de vuelos de Latam Argentina fueron cancelados o sufrieron demoras en Aeroparque.
La normalización de los servicios de la empresa demandó varias horas debido a la cantidad de servicios que debieron ser cancelados y la cantidad de pasajeros que resultaron afectados.
Desde la empresa indicaron que la medida fue "sorpresiva" porque se da en un marco de las negociaciones paritarias.
Por su parte la secretaria general de la Asociación de Tripulantes de Cabina de Pasajeros de Empresas Aerocomerciales (Atcpea), Paula Marconi, señaló que el paro fue "consecuencia de la falta de palabra por parte de la empresa" y sostuvo que hace casi un mes "se acordó una mejora salarial y que al día de hoy, por diferentes causas, no se firmó".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Guillermo Solá
Guillermo Solá · Hace 6 días

Obviamente que este paro forma parte del plan peronista para derrocar a Macri. ¿Quién lo duda?

Huracán del Norte
Huracán del Norte · Hace 6 días

Me gustaría que la noticia vaya acompañada de las cifras de los sueldos. Nos daríamos cuenta de la desigualdad salarial que existe en la Argentina. No me refiero específicamente a los salarios de los tripulación, sino a todos aquellos que están en tierra. También debemos saber cuál es el proceso de petición. Así sabemos si estamos ante un reclamo o una extorsión. Bochornosa la situación. Estamos en temporada turística, Latam es una aerolinea reconocida internacionalmente, esto afecta a la actividad turística. Por las luchas gremiales no se sabe que aerolíneas tomar en Argentina. Latam era una salida.

luis espinosa
luis espinosa · Hace 7 días

Los que hacen un paro brutal sin aviso deberian pagar de su bolsillo los daños a los pasajeros que les dan de comer

Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 7 días

Entre los "Ceos" y los "exCeos", las tengo hasta la vereda, según veo.


Se está leyendo ahora