Embed
"¿Están tristes que unos 50 pedófilos hayan sido asesinados? No. Creo que es una gran cosa. Pienso que ayuda a la sociedad. Creo que Orlando hoy es más segura", aseguró el pastor Roger Jimenez en un sermón que generó una gran controversia en Estado Unidos.
El hombre, que predica en una iglesia bautista de Sacramento, en California, alabó la masacre realizada por Omar Mateen en un boliche gay de Orlando y aseguró que a los homosexuales habría que "volarles la cabeza" y que no había que "llorar a 50 sodomitas".
"La tragedia es que mucho de ellos no murieron. La tragedia es que estoy molesto porque no terminó el trabajo, porque estas personas son depredadores, son abusadores" "La tragedia es que mucho de ellos no murieron. La tragedia es que estoy molesto porque no terminó el trabajo, porque estas personas son depredadores, son abusadores"
, agregó Jimenez en su iglesia, horas después de la matanza que dejó 49 muertos y 53 heridos.
En el video, que subió a Youtube pero que ya fue eliminado de la red social, Jiménez sostiene que "si tuviéramos un gobierno justo, estas personas deberían ser reunidas y puestas contra una pared para volarles la cabeza".
Las reacciones ante los dichos del pastor no se hicieron esperar. El jefe comunal de Sacramento, Kevin Johnson, condenó las declaraciones y sostuvo en su cuenta de Twitter que esos "no son los valores de nuestra comunidad cristiana".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...