Un joven fue muerto ayer cuando dormía en su habitación y fue atropellado por un patrullero policial que se incrustó en su casa, en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere. El hecho se produjo alrededor de las 5 en una vivienda situada en la intersección de las calles La Bastilla y Del Campo, de la localidad del partido de La Matanza, al sudoeste del Gran Buenos Aires.
Si bien en un primer momento se había informado que eran tres las personas afectadas, se consignó posteriormente que el hecho trágico tuvo como saldo una víctima, la cual falleció en el acto debido a las gravísimas heridas sufridas.
El joven fue identificado como Damián Villaba, de 29 años, quien dormía en su casa junto a su esposa y un hijo de 2 años de edad, cuando el frente del inmueble fue destrozado por el móvil de la Policía Bonaerense.
La camioneta derribó una pared y una columna, para luego introducirse en la habitación en la que dormía la joven pareja con su hijo.
Una de las especulaciones es que la patrulla mordió el cordón de la vereda y se cruzó de mano para luego impactar de lleno contra la casa.
Lo cierto es que se verificó, por el indicador de velocidad de la camioneta policial, que iba a 76 kilómetros por hora.
Luego del hecho, se produjeron incidentes entre policías y vecinos del lugar, que exigieron que los uniformados de la fuerza provincial se retiren e intervenga Gendarmería Nacional.
El ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, lamentó el suceso y lo adjudicó a la falta de capacitación policial, mientras negó que el vehículo se encontrara en una persecución. "La camioneta es nueva, y que iba en una persecución oficial no es cierto, no es la versión oficial. Estamos verificando por qué se desplazaba a 76 kilómetros por hora", sostuvo el ministro.
Tensión e incidentes
La tragedia causó ira en algunos vecinos que atacaron a piedrazos los patrulleros que llegaron tras la tragedia, por lo que policías realizaron disparos de balas de goma para dispersar a los más belicosos, con lo que la tensión se apoderó de la escena.
El enojo de los vecinos se dio por la demora de una hora y media de la ambulancia en llegar al lugar y por el presunto abandono de persona que hicieron al escapar los efectivos que manejaban el patrullero del incidente.

Tres casos en 40 días

El de ayer es el tercer accidente fatal protagonizado por patrulleros en el Gran Buenos Aires en los últimos 40 días. El incidente se suma al de una mujer de 85 años y un niño de 6, ambos ocurridos en el partido de San Martín.
El 14 de febrero pasado un patrullero de la Policía Bonaerense atropelló y mató a Luciano Alt, un niño de 6 años en la localidad de Villa Ballester.
Seis días antes y en la misma localidad del partido de San Martín, otro móvil policial arrolló a una mujer de 85 años y a una niña de 11, por lo que la abuela murió, mientras que la niña recibió graves heridas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora