La secretaria de Obras Públicas de la Intendencia de la ciudad de Salta, Beatriz Blanco, presentó ayer en el Concejo Deliberante los proyectos de obras municipales a concretar con los $300 millones del préstamo en dólares que obtuvo la Provincia en el exterior.
En el plenario realizado ayer los concejales reivindicaron al Concejo Deliberante como ámbito de discusión de las obras de la ciudad.
Blanco explicó que el plan de infraestructura básica fue diseñado en función de las necesidades que tiene la ciudad y dijo que se invertirá en tres ítems centrales.
La secretaria de Obras Públicas, que asistió acompañada por el subsecretario del área, Ignacio Pancetti, brindó detalles del plan de obras para los 300 millones de pesos, pero también respondió a consultas sobre la aplicación del presupuesto municipal y sobre los $200 millones que obtuvo el intendente Gustavo Sáenz del Gobierno nacional para realizar obras de infraestructura en los barrios Gauchito Gil, Bicentenario y Floresta.
La arquitecta Blanco y el secretario de Gobierno comunal, Luis García Salado, presentarán hoy, a las 11, el plan de obras del municipio en la segunda reunión que se realizará en la Legislatura con los diputados de la comisión departamental de Capital.
163 millones de pesos Esta cantidad de plata tiene previsto destinar la intendencia capitalina para obras viales.
El plan de infraestructura básica contiene obras viales por más de $163.636.355; recuperación de espacios verdes por $47.366.216; iluminación urbana por $19.560.000; obras varias por $30.420.000; y, además, se invertirán $39.017.428 en la compra de maquinarias y equipos.
La recuperación de las calles implica una inversión importante, pero también por la compra que se hará de maquinaria para que el municipio vuelva a tener equipamiento propio y de esta manera mayor capacidad que la que tiene ahora para hacer obras por administración, se detalló durante el plenario.
En diálogo con El Tribuno, la arquitecta Blanco detalló que de los préstamos que tomó la Provincia el municipio de la ciudad de Salta recibirá $300 millones del préstamo en dólares, $10 millones del préstamo del Fondo de Infraestructura Regional y los $200 millones obtenidos de la Nación.
A estos recursos se suman los 84 millones de pesos que en el presupuesto municipal 2016 se destinan para obras.
Para el PO, la cifra de $300 millones es irrisoria en referencia a una demanda de más de 20 años desde los 350 barrios de la ciudad y considera que se deberían hacer obras largamente postergadas.
El concejal, Matías Cánepa (SNU) apoyó el plan y dijo que son obras que necesita la ciudad: reparación de calles, recuperación de espacios verdes e iluminación. La inversión en luminaria tiene que ver con calidad de vida, pero también con seguridad, acotó.
En respuesta a detractores de la administración municipal, dijo que "aprovechan esto para entorpecer la gestión que tienen los municipios".

"No hay que mezclar roles"

El concejal Matías Cánepa subrayó ayer que en materia de obras de infraestructura de la ciudad la decisión es del gobierno de la ciudad, del intendente con los concejales. "No hay que mezclar los roles", dijo en clara alusión a los diputados oficialistas. "Sería bueno que los legisladores trabajen con la responsabilidad primaria de ellos", acotó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora