Aunque los hechos se mantienen en absoluta reserva, otro caso de violencia de género que involucra a dos efectivos del Servicio Penitenciario y de la Policía de la Provincia se produjo esta semana en Tartagal, más precisamente en el barrio 203, en una vivienda ubicada en la zona sur de la ciudad norteña. Fueron los vecinos quienes llamaron al servicio de emergencias 911 para reportar una pelea a los gritos que se producía dentro de un hogar donde residen los dos efectivos identificados con los apellidos Cancino y Palacios. Cuando los policías del 911 llegaron al lugar, la joven se resistía a brindar cualquier tipo de información pero finalmente relató que el policía le estaba propinando una feroz paliza, que le apretó el cuello y que cuando estaba a punto de perder el conocimiento le puso su arma reglamentaria en la cabeza amenazándola de "volarle los sesos".
Hasta el momento la víctima no quiso formalizar denuncia contra su pareja por lo que el efectivo no fue separado ni suspendido de su cargo, aunque se inició una investigación para determinar la veracidad de los dichos de la denunciante. Los vecinos manifestaron que las peleas de la pareja eran frecuentes pero hasta ahora la joven nunca formalizó una denuncia contra su pareja. La mujer presta servicios en la Unidad Carcelaria 5 y el efectivo en el ámbito de la Unidad Regional 4 de la Policía.

Conmoción

Este nuevo caso vuelve a poner en el ojo de la tormenta a las fuerzas de seguridad. Cabe recordar que el martes pasado, alrededor de las 20.30, una agente de la Policía, Delia del Socorro Lamas (32), murió al sufrir un disparo producido con un arma de fuego reglamentaria, en uno de los departamentos de un edificio ubicado en la calle Maestra Saravia al 400 de villa María Esther, en la zona este de la capital salteña. Su pareja, Héctor Leonardo Pérez, también efectivo de la Policía, fue detenida. Habían discutido minutos antes.

Dudas sobre la declaración de Pérez

Héctor Pérez fue detenido esa noche en la escena del crimen e imputado al día siguiente por la Fiscalía de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas 1. El hombre declaró que Lamas se quitó la vida pero existen dudas respecto a sus dichos, por lo que continúa detenido hasta que se conozcan más detalles de diligencias ordenadas y la autopsia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...