"Lo atamos con alambre, lo atamos", dice uno de los párrafos de la letra ideada por Ignacio Copani. Y este parece ser el caso en San Lorenzo, donde un poste de luz, situado en la calle Gorriti entre Solá y General Güemes, fue sujetado para evitar su caída. Esto constituye un verdadero peligro para toda la gente de la Villa. "El poste de quebracho está cediendo poco a poco. Es un peligro para todos los que vivimos en San Lorenzo. Hace meses que está así y pese a la denuncia que realizamos nadie se hace cargo de arreglarlo. Espero que a través de El Tribuno nos den alguna solución", señaló el vecino a nuestro matutino a través de el WhatsApp.
SERVIDA.jpg
Aguas servidas
También en San Lorenzo, un lector de El Tribuno se quejó de que en el barrio Moreno, entre las calles Azcuénaga y Juan José Paso, existe una acumulación de agua servida que significa un peligro para la salud de los que allí habitan. "Le pedimos a la Municipalidad una inmediata solución para este problema. No puede ser que los vecinos debamos convivir con esto, el olor que invade el aire es insoportable y constituye un peligro para la salud de nuestros hijos", indicó el denunciante a través de el WhatsApp de El Tribuno.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 7 meses

Los vecinos de San Lorenzo, debemos ser comprensivos. Los inútiles de Edesa, estuvieron ocupados estos días, llevándose por delante (y cortándolo, naturalmente) el cable de teléfono de mi casa y además, depredando todo árbol que intente crecer cerca de un cable. Gracias, por cuidar el Medio Ambiente, ¡ manga de bestias !!!


Se está leyendo ahora