Una joven de 19 años tuvo la valentía de resistirse a una violación en enero de este año. Siete meses después, en el colegio secundario Fray Mamerto Esquiú, de Pichanal, mientras cursaba la clase de matemáticas en el 5to. año 2da. división, se alarmó tras darse cuenta que el profesor que tenía en frente era la persona que abusó sexualmente de ella. El pánico se apoderó de la adolescente que de inmediato decidió denunciar la situación.
El grave hecho ocurrió el 25 de enero cuando la víctima, de 19 años, se disponía a cruzar un descampado ubicado atrás de una usina en Pichanal. La joven, domiciliada en la comunidad La Nueva Jerusalén, notó que un hombre la seguía y apuró su marcha. Tras algunos segundos, al darse vuelta el sujeto la tomó de uno de sus brazos y, según consta en su denuncia, le dijo: "Si vos no te sacás la ropa te voy a cagar matando".
Inmersa en una extrema tensión, la joven recibió un golpe en su rostro y cayó al suelo. En ese momento el abusador intentó sacarle la ropa mientras le tocaba sus partes íntimas. Como pudo, la víctima intentó sacárselo de encima, agarró un pedazo de vidrio que había en el campo y le corto la cara, alcanzó a pegarle una patada y salió corriendo.
Desesperada fue capturada nuevamente por el depravado, quien volvió a tirarla para consumar el horroroso hecho. No llegó a desnudarla pero sí rompió su ropa interior. Con el trozo de vidrio que aún tenía en su poder, la adolescente volvió a cortar a su agresor, en esta oportunidad en uno de sus brazos. Por segunda vez se lo sacó de encima y salió corriendo y gritando por auxilio.
Al momento de expresar lo padecido frente a un policía, la joven describió algunas características del agresor, sin saber a ciencia cierta de quién se trataba. El terror estuvo presente todo el tiempo en el desarrollo de su relato, tras radicar la denuncia en la comisaría 21 de Pichanal. Nunca imaginó que siete meses después reconocería al supuesto abusador en un aula del colegio secundario donde asiste. Las marcas en el rostro y en uno de los brazos del profesor de matemáticas, impactaron en el corazón de la chica, quien no dudó en desentrañar al sujeto oculto en su profesión como el causante de su martirio.
Profesor de matemáticas
El acusado es un profesor de matemáticas oriundo de San Ramón de la Nueva Orán. Llegó al colegio secundario N§ 5.078 Fray Mamerto Esquiú para cumplir una suplencia de agosto hasta el 30 de octubre, y cubrir a la profesora titular de 5to. año 2da. división. Por lo sucedido y las marcas en su cuerpo, la víctima de 19 años asegura que se trata del hombre que intentó violarla en un descampado, atrás de la usina.

Sin pedido de detención
Después del escalofriante relato de la víctima, una joven de 19 años perteneciente a una de las comunidades indígenas del norte salteño, y la presentación de varios documentos, no se entiende por qué el presunto abusador, profesor de matemáticas, sigue sin ser detenido. Ante la gravedad del hecho, el riesgo de fuga del acusado no solo está latente, sino también es muy grande. Aseguran fuentes vinculadas al caso, la fiscal de la causa, Norma Biasi, habría considerado que no hay necesidad de pedir una orden de arresto. El juez a cargo es el doctor Parisi, del juzgado de Garantías 1. Soledad Ralle actúa como querellante a favor de la víctima.
Sin respuestas e indignados
Entre las solicitudes, pidieron la destitución de los directivos del colegio de Pichanal. Referentes y miembros de las distintas comunidades indígenas y guaraníes de la zona levantaron su voz para que la situación no quede impune. A través de distintas actas y notas presentadas al Ministerio de Educación de Salta y al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) pidieron se destituya al personal directivo del colegio Fray Mamerto Esquiú, los profesores Beatriz Rodríguez y Alfredo Caro, directora y vicedirector. Uno de los escritos dice: "La madre de la joven se presentó en la escuela para dar a conocer el hecho, sin conseguir más que la indiferencia por parte de los directivos: Eso sucedió afuera del colegio y en épocas de vacaciones". La única acción fue "autorizarla para que permanezca fuera de clases o se retire, transcurriendo dos meses sin clases de matemática, sintiéndose sin derechos ni acompañamiento".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Nely Soto
Nely Soto · Hace 11 meses

QUE ASCO TOTAL, NO FUERON PARIENTES DE LOS DIRECTIVOS NI DEL FISCAL, TOTAL ,ES DE LA COMUNIDAD INDÍGENA, QUE IMPORTA NO LE CORRESPONDEN LOS DERECHOS DE NOSOTROS LOS BLANCOS, TOTAL, EL ES UN PROFE, PERO DEGENERADO, SUCIO Y MARCADO, VERGUENZA TOTAL, CUANDO LA JUSTICIA VA ACTUAR, O ESTÁN ESPERADO EL MALPARIDO LA MATE, Y LISTO Y ELLA PERDIENDO HORAS DE CLASE, VAMOS MINISTROS DE LA EDUCACIÓN INTERVENGAN UDS. HAGAN ALGO NUNCA OLVIDEN QUE SON LOS RESPONSABLES DE LOS MALES QUE LES TOCA PADECER A ESTAS NIÑAS.-

CLAUDIA PATRICIA  figueroa de mazziotti

que mal!!!!! asi protegen alas victimas de estos degenerados


Se está leyendo ahora