La tecnología cambia rápido, y eso no es ninguna novedad. Nos hemos acostumbrado a que cada año las máquinas son más veloces, más simples y más capaces. Si miramos 20 años para atrás los teléfonos no eran siquiera táctiles, y para conectarnos a Internet teníamos que marcar un número de red, que al conectarnos emitía unos molestos ruidos.
Sí, el iPhone no nos hubiese servido de nada en ese entonces. Todo tiene su equilibrio y su razón de darse en un contexto, en donde hoy encontramos a smartphones, televisores, enlaces de alta velocidad, drones y definición como nunca hubiésemos soñado en una cámara.
¿Qué nos dejó el 2015? Además de darnos cuenta del éxito de modelos de servicios como Netflix y Spotify, de entender lo genial de las pantallas 4K y de enamorarnos una y otra vez de productos como el BB-8 de Star Wars, damos un repaso por las historias más relevantes de la industria tecno, en un año que ya no está más, pero como dice la famosa frase, "quedará en el recuerdo".

Apple Watch, o una mala idea
Apple es uno de los referentes de cómo hacer dinero con productos que maravillan y encantan a sus clientes, que año tras año siguen atendiendo a esas interminables colas que duran semanas y le ponen el brillo al lanzamiento de cada gadget.
El reloj inteligente está dando vueltas desde principios de 2014, pero todos esperábamos que Apple en 2015, con la introducción de su Apple Watch, reinventaría el mercado haciendo de este otro chiche para ir corriendo a comprar. Si bien el accesorio tuvo su momento de estrellato y la empresa apuesta a su expansión en los próximos años, el Apple Watch nos confirmó que un reloj inteligente puede ser una linda adhesión a nuestro smartphone, con sus notificaciones y datos de ejercicios, pero ciertamente no es un dispositivo que al público le interese, mayormente por su pequeña pantalla, su interfaz difícil de controlar con los dedos y su valor, que en casi ningún caso es menor a 250 dólares (350 si sólo consideramos la oferta de Apple).
Un año para volar
Los drones no son un dispositivo nuevo, pero en 2015 finalmente el valor de estos aparatos descendió lo suficiente para que se conviertan en equipos accesibles para millones de consumidores en todo el mundo. Tener un drone ya no es una excentricidad de quienes se dedican a la fotografía y las artes fílmicas, estos gadgets están en todos lados, y cualquier familia puede disfrutar de una vista espectacular desde la comodidad de su smartphone y en calidad de 4K si compramos el equipo correcto.
¿Windows gratis?
Windows 10 es gratis, y Microsoft finalmente se sube al tren del siglo XXI y empieza a seguir una idea de negocio que ya está vigente desde el principio de la web 2.0: los datos del usuario son el capital. Windows 10 es un sistema robusto y lleno de chiches para los más de 200 millones de PC en el mundo que ya lo ejecutan, pero sus servicios de manera predeterminada utilizan la información que el sistema obtiene del usuario para fines de marketing y reventa de servicios de terceros. Microsoft no lo oculta, tómenlo o déjenlo, pero el nuevo Windows es gratis, y no pagar por él también tiene un costo.

Realidad virtual, un sueño
Facebook, SONY, Samsung, Apple, Microsoft y Google, todos ellos, comprando y desarrollando tecnología de VR, o realidad virtual en nuestro idioma. Eso tendría que decirnos algo acerca del futuro cercano, especialmente con lo que pudimos ver en 2015. La realidad virtual es la nueva tendencia en "oro puro" que veremos en los próximos años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia