Un joven salteño de 23 años, que hace 20 días se había instalado en la localidad de El Chaltén, reuniéndose con su esposa y su hijita de 6 años, murió apuñalado en una de las calles del pequeño pueblo patagónico.
Según lo que pudo reconstruir la Policía santacruceña, Maximiliano Antonio Cruz salió de su casa el domingo a la madrugada, en su bicicleta a comprar algo a un quiosco.
Entre las 2.30 y las 3 fue atacado por su asesino con un puñal, le provocó varias heridas que no le dieron posibilidades de reacción. Cayó tendido boca arriba sobre la calle Riquelme 164 de esa localidad.
Dos horas después, la Policía de El Chaltén fue alertada sobre la presencia de un hombre que yacía sobre una vereda.

Víctima de los celos

El principal sospechoso del crimen de Cruz es un joven de 20 años que, se sospecha, mantenía una relación amorosa con la esposa del salteño asesinado antes de que éste viajara a la villa cordillerana a vivir con su familia.
Al parecer, Cruz y su esposa no estaban separados; por razones laborales ella habría viajado antes que él al sur con su pequeña hija.
Ayer, la Policía de El Chaltén fue hasta la vivienda ubicada en la calle Perito Moreno al 100, donde reside el único sospechoso. Se trata de un joven que hace pocos años llegó al pueblo junto a su familia procedentes de la provincia de Santa Fe.
En la casa, los efectivos dirigidos por el comisario Gustavo Zarza, encontraron ropa con manchas de sangre, mientras que en el auto del acusado, un Renault Symbol, también se hallaron manchas rojizas que las pericias químicas deberán confirmar si se trata de sangre.
Personal de Criminalística de El Calafate (a 220 kilómetros al sur de El Chaltén) realizaron las pericias en la vereda donde fue asesinado Cruz.
Hasta ayer no se había encontrado el arma usada para cometer el homicidio.

Traslados

Ayer, el único sospechoso y detenido -cuyo nombre no trascendió- fue llevado desde El Chaltén a El Calafate para que declare ante el juez Narvarte que interviene en la causa. Se supo que tras su declaración será enviado nuevamente a la villa cordillerana ya que los calabozos de la comisaría de la ciudad turística están sin lugar.
En paralelo, el cuerpo de Cruz fue enviado a Río Gallegos para que se le efectúe la autopsia.
El crimen del joven salteño conmocionó al pequeño poblado patagónico. El Chaltén, que tiene 1.600 habitantes, es el penúltimo pueblo fundado en la República Argentina, hace 30 años. Es conocido en el circuito turístico pagatónico como la capital del trekking.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


franco gonzalez
franco gonzalez · Hace 6 meses

que pelotudez, matar por creerse dueño de una persona.


Se está leyendo ahora